Ictus: hemorragias cerebrales como causa de invalidez

ICTUS: HEMORRAGIAS CEREBRALES COMO CAUSA DE INVALIDEZ

Dentro de unas hemorragias cerebrales, la más frecuente es la hipertensiva, que afecta a la arteria cerebral media, que puede ser causada por grandes esfuerzos corporales, o incluso por la defecación, toser o incluso en el acto del coito. Aunque también existen otras causas, aunque se den con mucha menor frecuencia, como por ejemplo las leucemias.

La hemorragia suele producirse principalmente en la zona de la capsula interna, y es más frecuente en el lado interno.

El cuadro clínico del Ictus se presenta en muchas ocasiones en fase de actividad física por la mañana, o después de comer.

El paciente comienza con grandes dolores de cabeza o el vértigo, perdiendo posteriormente la conciencia de forma brusca o paulatina, pero todo ello en menos de dos horas.

En esta fase el paciente puede morir o entrar en coma, que puede durar varias horas o días. Durante los tres primeros día puede haber una repetición de la hemorragia.

Si el paciente se recupera va desarrollando poco a poco una hemiplejia cerebral, con desviación de la boca, del mismo lado de la lesión, y parálisis motriz en el lateral del lado contrario, así como otras limitaciones.

Los hematomas cerebrales

Es una forma particular de hemorragia, que puede requerir tratamiento quirúrgico. La forma de presentación más típica es con una clínica similar a la del Ictus, en la que luego el paciente parece mejorar, incluso de la hemiplejia, para posteriormente a los cinco o diez días empeorar hasta llegar al coma.

El tratamiento de las hemorragias, es el que se efectúa en el coma, y posteriormente se han de procurar evitar los esfuerzos tantos físicos como psíquicos.

Aproximadamente a la semana se ha de iniciar el tratamiento rehabilitador, movilizando los miembros paralizados pasivamente.

Igualmente se debe tratar la afasia por algún especialista reeducador del lenguaje.

Valoración Médico Legal

Estos casos requieren una correcta exploración neurológica para determinar los déficits motores, sensitivos y cognoscitivos que puede presentar el paciente.

La prueba complementaria mas útil es la Resonancia Magnética Nuclear, y en algunos casos también lo es la Arteriografía, ambas confirmaran la ascensión de la lesión y el territorio donde se ha producido.
La Incapacidad que condiciona las hemorragias cerebrales depende de las secuelas y de la localización de las mismas.

Las Hemorragias son tributarias de periodos de Incapacidad Temporal en su inicio, y entre los 3 y 8 meses se pueden considerar las secuelas como ya establecidas.

Si las hemorragias son pequeñas, y según su localización, pueden no dejar secuelas, pero en la mayoría de los casos condicionara hemiparexias y hemiplejias, según el lado afecto, que pueden dar lugar a Incapacidades Permanentes Totales para algunos tipos de trabajo, o bien Absolutas.

Cuando hay alteración de las funciones superiores el paciente no podrá desarrollar, evidentemente, ningún tipo de trabajo, y en los casos más graves también puede precisar de la ayuda de terceras personas para la supervisión y realización de las actividades de la vida diaria y por tanto necesitar de la Gran Invalidez.

Jose Alberto Andrío

aa-indemnizaciones.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies