Impago de un mes: ¿cumplimiento tardío, retraso o incumplimiento de pago?

Impago de un mes: ¿cumplimiento tardío, retraso o incumplimiento de pago?

Planteada una solicitud de resolución del contrato de arrendamiento por falta de pago, será necesario conocer cuáles han sido las conductas anteriores, que venían rigiendo las relaciones arrendaticias.

Cuando las rentas adeudadas han sido pagadas después de la interposición de la demanda pero antes de ser citado a juicio, es claro que el tema objeto de debate se debe circunscribir a determinar si las mismas, son incumplimiento del pago de las rentas o un simple retraso.

Máxime, cuando de tal análisis, depende determinar si se debe considerar enervada la acción de desahucio o no, en los términos que prevé la LEC.

En este sentido, los Tribunales han venido reiterando que una vez efectuado el pago, antes de la celebración del juicio y siendo factible la posibilidad de enervar la acción, en ningún caso cabe la resolución contractual.

El hechos de que el arrendatario, en ejercicio de su derecho legitimo de defensa, niegue los efectos enervatorios de su pago, no podrá determinar la resolución contractual ya que dicha alegación, se enmarca en el contexto de su argumento principal, de que ha habido un mero retraso en el pago de las rentas, y que por tanto el pago del mismo no se hizo para enervar la acción.

En estos casos, el arrendatario siempre defiende la posición de que no ha existido una voluntad de incumplir, y se opone a que se considere el pago como enervatorio de la acción y mucho más de la resolución contractual.

Ante este tipo de situaciones, los Tribunales entran a conocer si existe una clara voluntad incumplidora o simplemente un retraso en el pago de las rentas y entienden que si el arrendatario las procede a abonar antes de que tuviese conocimiento de la interposición de la demanda, su conducta se debe enmarcar como un retraso en su abono.

En el mismo sentido, otros Tribunales han señalado que un impago puntual y aislado no puede considerarse como una actitud deliberada de incumplimiento e igualmente, cuando se dan supuestos de abono de las rentas adeudas el mismo día que se interpone la demanda de desahucio por la propiedad.

Por tanto, determinar cuando existe una mera demora en el incumplimiento de las obligaciones de pago del inquilino y cuando esta es expresiva, de un real incumplimiento, dependerá de las circunstancias concurrentes en cada caso, que deberán ser valoradas por los Tribunales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies