Incapacidad laboral causada por la adicción a sustancias

Incapacidad laboral causada por la adicción a sustancias

El consumo continuado y abusivo de alcohol, drogas o fármacos puede causar en el paciente una necesidad inevitable e irrefrenable de proseguir con su ingesta, teniendo que aumentar la dosis progresivamente por la tolerancia y la dependencia de la misma que en su organismo se genera.

Estas adicciones pueden dar lugar, a la larga, a la imposibilidad para el trabajador de llevar a cabo actividad laboral cualquiera, debido a que éste desarrolla trastornos mentales y de comportamiento, pudiendo dar lugar, pues, a la Incapacidad Laboral.

Los Efectos que sobre el trabajador tiene el consumo de sustancias

Pueden darse en la persona adicta los siguientes efectos:
Problemas graves de salud derivados del consumo (cardiovasculares, digestivos, nasales, cerebrales, trastornos sexuales, contagio de enfermedades como el VIH o infecciones o pérdida de peso).

Intoxicaciones en caso de sobredosis.

Trastornos psicóticos, mentales y de comportamiento; que implican actitudes agresivas, amnesia, mentiras, deterioro de la capacidad cerebral y laboral.

Síndrome de abstinencia.

Otras consecuencias destacables son de tipo social: marginación, aislamiento, pérdida de amistades, problemas en el trabajo, pérdida de ingresos y endeudamiento, robos y en muchos casos cumplimiento de penas en prisión.

El posible grado de incapacidad a que dan lugar estas adicciones
Como hemos podido ver, todas estas dependencias pueden revestir consecuencias graves para el trabajo desempeñado por esa persona. En todo caso, cuando el mismo se vea seriamente afectado por dichas sustancias, ésta deberá ponerse en rehabilitación. Visitar Zaragoza

En la actualidad se han producido grandes avances en el tratamiento de estas adicciones, y por ello no suelen dar lugar a la Incapacitación permanente, a diferencia de lo que sucedía hace algunos años, salvo en casos muy cronificados y en los que hay una resistencia especial al tratamiento.

No obstante, pese a lo inhabitual de esta posibilidad, si por el consumo continuado de alcohol, drogas u otras sustancias el trabajador no pudiera, aún con la rehabilitación, desempeñar un trabajo con un rendimiento aceptable y en condiciones de seguridad para sí mismo y para los demás, podría obtener la Incapacidad Laboral de carácter permanente (o invalidez).

Para ello sería preciso presentar las evidencias clínicas y psiquiátricas oportunas ante el Equipo de Valoración de Incapacidades de la Seguridad Social, que se encargaría de evaluarlas y determinar si procede la declaración de Invalidez o no.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies