Incapacidad temporal derivada de accidente de trabajo por extranjero con suplantacion de la personalidad de otro

Incapacidad temporal derivada de accidente de trabajo por extranjero con suplantacion de la personalidad de otro

Este supuesto que tiene similitudes con el del trabajador extranjero sin autorización legal de residencia, ni trabajo hace que se llegue a una solución contraria por parte de los Tribunales, al existir un elemento diferencial por el que el trabajador haya suplantando la identidad de otro, hallándose ese otro en situación regular.

La cuestión a resolver se concreta en determinar si un trabajador extranjero que sufrió un accidente de trabajo mientras se hallaba realizando actividad para una empresa que le había dado de alta y contratado en el convencimiento de que tenía una concreta personalidad, puede tener derecho a la prestación de accidente de trabajo, cuando se acredita que dicho trabajador había suplantado la identidad de otro y resultó carecer de la autorización de residencia y trabajo que si tenía el suplantado.

Es evidente que esa circunstancia que la que facilitó la contratación y el alta por parte del empresario.

La Sentencia de la Sala de los Social e TS de 21 Enero de 2010 considera dicho caso diferente, pues mientras en los dos supuestos anteriores el contrato se había celebrado a ciencia y conciencia de los intervinientes, en el supuesto aquí contemplado, el empresario que contrató al demandante no puede afirmarse que prestase su consentimiento válido, pues firmó el contrato con el convencimiento de que estaba contratando a un trabajador debidamente autorizado para residir, cuando realmente estaba dando su consentimiento a otro contrato distinto con un error, no solo calificable de sustancial sino también producido dolosamente por un trabajador que suplantaba a otro con falsedad documental concurrente.

En este supuesto afirma el TS que no hubo contrato, por cuanto faltó uno de los requisitos esenciales del articulo 1261 C.C. puesto que el error había sido provocado dolosamente y recaía sobre un elemento sustancial, ya que afectaba a su propia identidad, lo cual produce como consecuencia la invalidación de aquel consentimiento.

Además debe tenerse en cuenta que el modelo de protección español, que no alcanza a ser un sistema socializado de cobertura de prestaciones, la existencia previa de una vinculación contractual sigue siendo requisito esencial para la obtención de la protección, pues así lo exige la Ley General de la Seguridad Social.

Todo ello determina que la conclusión del presente supuesto sea radicalmente distinto a aquellos donde el trabajador extranjero si tenía autorización de residencia, produciéndose la conclusión de que el trabajador, no tiene derecho a ninguna prestación por parte de la Seguridad social derivada de accidente de trabajo.

Sin embargo, la posición del TS no es pacifica ya que esta Sentencia contaba con cantidad de votos particulares en contra de dicho pronunciamiento, lo cual hace prever en algún momento puede haber un cambio en la doctrina jurisprudencial, ya que el supuesto estudiado no es raro, sino que sucede con bastante frecuencia.

Fdo. José Alberto Andrio Espina

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies