Incapacidades de la seguridad social: los 5 factores más importantes en su determinación.

Incapacidades de la seguridad social: los 5 factores más importantes en su determinación.

En mis muchos años de experiencia representando demandantes en éste ámbito de la Seguridad Social he llegado a la conclusión de que existen varios factores decisivos para la resolución de este tipo de casos. Entre ellos, podemos destacar 5 factores considerados relevantes a la hora de considerar el éxito de una capacidad:

1 • Importancia de las lesiones: me estoy refiriendo tanto a la gravedad de las lesiones como a que las mismas sean susceptibles de determinación objetiva, ya que muchas veces aun existiendo el problema, la dificultad radica, precisamente, tanto en su diagnóstico como en su repercusión funcional de cara al trabajo. Es evidente que el deterioro debe ser serio y que la repercusión de cara a su habilidad y destreza para el trabajo debe ser impeditivo.

2 • La edad: aun cuando una persona puede estar incapacitada de cualquier momento de su vida, puesto que unalesión incapacitante puede sobrevenir en cualquier momento, es evidente que haber cumplido más de 55 años, puede ser un momento más propicio para solicitar una incapacidad. El sistema favorece al solicitante a partir de determinado momento, y podemos considerar que éste es un punto temporal a partir del cual ayuda. No obstante, si usted es menor de 50 años, también puede demostrar que no puede desempeñar su trabajo.

3 • La opinión de su propio médico de cabecera: el sistema tiene una regla no escrita que puede ayudar a la mayor parte de los solicitantes, si la opinión de su médico está bien razonada y basada en frecuentes visitas clínicas en un determinado periodo de tiempo, su opinión podrá ser considerada como determinante en su caso. No obstante en determinados supuestos especializados, la opinión del médico de cabecera no es exclusiva y deberá ir acompañada de informes específicos por áreas particularizadas del conocimiento médicos.

4 • Su habilidad y su nivel de instrucción: desgraciadamente, cuanto más nivel de instrucción y mayores habilidades educativas tenga usted, más difícil será obtener una incapacidad completa. Por ejemplo, si usted tiene 55 años y tiene una grave lesión de espalda, es oficinista y tiene formación académica podrá ser considerado inhabilitado para el trabajo de oficinista pero no para otros trabajos sedentarios, como por ejemplo, el de taquillero en un cine o de ordenanza en una Universidad. Sin embargo, no todo está perdido si se puede demostrar que usted no puede realizar estos trabajos sedentes ni siquiera de forma residual.

5 • Los dictámenes de especialistas: en la mayoría de los supuestos, la opinión del médico de cabecera, no será suficiente, necesitará de informes especializados en las distintas áreas del conocimiento médico quecomplementen los diagnósticos y le den mayor fuerza probatoria.

Sin embargo, incluso conociendo estos factores, no está demás consultar con un abogado experimentado en temas de incapacidad de Seguridad Social, antes de dar cualquier paso en este tipo de asuntos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies