Incumplimiento por parte del facultativo médico de su deber de confidencialidad

Incumplimiento por parte del facultativo médico de su deber de confidencialidad

Uno de los puntos más destacados del llamado Juramento Hipocrático, texto de carácter ético que vieneorientado desde hace siglos y hasta nuestros días la práctica de la medicina, es el siguiente:
“Guardaré silencio sobre todo aquello que en mi profesión, o fuera de ella, oiga o vea en la vida de los hombres que no deban ser públicos, manteniendo estas cosas de manera que no se pueda hablar de ellas”.
Este Principio de Confidencialidad entre doctor y paciente es fundamental, y tiene su base en el Derecho a la Intimidad, valor jurídico y ético amparado por la Constitución y por la Legislación vigente en España.
Además, presenta una justificación perfectamente racional: como es obvio, la persona que busca obtener atención o consejo médico desea tener la suficiente confianza como para consultar su estado con su facultativo sin tener que preocuparse de que luego su estado sea divulgado por el mismo, preservando así su intimidad.
La confianza entre doctor y paciente es uno de los pilares sobre los que se asienta la práctica médica, y de resultar quebrantada por causa de la indiscreción de aquél, no habría vuelta atrás, y ese vínculo especial que entre ambos se forma, en una situación tan delicada como es la pérdida de la salud, quedaría roto.
De hecho, la relevancia de esos datos médicos es tal que la vulneración del Principio podría poner en peligro otros Derechos Esenciales como el Derecho al Trabajo, a la Educación o a la Defensa de la Salud y la Vida.
¿Cuál es el alcance del Deber de Secreto Médico?
La Confidencialidad cubre cualquier aspecto de la práctica de los facultativos médicos, así como cualquier instrumento y prueba médica: radiografías, informes de laboratorio, biopsias. Todos ellos se ven protegidos frente a la divulgación por el Deber de Confidencialidad.
Además, el Principio rige aún cuando el paciente ha dejado de visitar o ser tratado por el Doctor.

¿Admite este Principio alguna excepción?
Como es razonable, existen ciertas excepciones a la Confidencialidad y el Secreto Médico. Por ejemplo, laobligación de informar sobre ciertos casos y en supuestos muy graves a las autoridades sanitarias o judiciales, en caso de que se hubiera cometido algún Delito.
¿Cuáles podrían ser las consecuencias del incumplimiento por parte del facultativo de su deber de secreto?
Cualquier incumplimiento de este Principio daría lugar a una Negligencia Médica, al haber vulnerado aquél su deber de diligencia, debiendo con ello reparar el daño ocasionado por la lesión del Derecho a la Intimidad del Paciente, con todos los perjuicios que ello le hubiera podido ocasionar en cualquiera de los ámbitos de su vida: trabajo, familia, amistades, etc.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies