Infartos: ¿pueden dar lugar a invalidez?

Infartos: ¿pueden dar lugar a invalidez?

Un infarto puede resultar una grave enfermedad, sin embargo, no siempre conlleva una invalidez laboral.

La Administración de la Seguridad Social, ha establecido un conjunto de orientaciones no escritas, con respecto a las dolencias del corazón y estudiará su capacidad funcional restante tras sufrir esta situación.

¿Cuáles son los factores que se tienen en cuenta?

1 • La edad es uno de los elementos relevantes: Si es menor de 50 años y todavía puede desempeñar ciertos tipos de trabajo como funciones administrativas, entonces, su enfermedad de corazón no le significará ningún tipo de invalidez.

2 • Viceversa: Sin embargo, la edad sí que puede ir a su favor si tiene entre 50 y 55 años, y sólo cuenta con estudios primarios y ha desarrollado anteriormente, trabajos manuales. Entonces su caso será óptimo para conseguir la incapacidad.

3 • Su trayectoria laboral es otro elemento relevante: Un historial de trabajos manuales, donde las funciones que usted haya desempeñado sean trabajos pesados, de esfuerzo físico, pueden hacer que su caso sea exitoso.

4 • Viceversa: Un historial laboral de trabajo de oficina, con trabajos intelectuales, puede significar lo contrario ya que puede retornar fácilmente a ese puesto de trabajo a pesar de su ataque al corazón.

5 • Los puestos administrativos son considerados como sedentarios: y al no tener ningún componente de esfuerzo físico se catalogan como compatibles en las personas con lesiones cardiacas.

6 • El nivel de habilidad en su trabajo también es importante: cuantas mayores habilidades y destrezas posea, más difícil será obtener una incapacidad, ya que se supone que un trabajador experimentado, puede transferir sus habilidades a muchas ocupaciones diferentes, incluso, tras haber sufrido un ataque al corazón.

7 • La opinión de los cardiólogos respecto a sus habilidades funcionales puede ser decisiva en los casos de incapacidad: pero una simple declaración de que está incapacitado es insuficiente, es necesario una declaración que describa sus repercusiones funcionales para cada una de sus habilidades.

8 • Una prueba de esfuerzo puede medir su capacidad funcional para documentar su posible incapacidad: sin embargo, si su corazón está demasiado débil para realizarla, también su cardiólogo podrá indicar esta circunstancia.

Siempre que se le deniegue una incapacidad debe consultar con un abogado especializado en este tipo de asuntos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies