Intregración de bienes conyugales en la masa activa del concurso

Intregración de bienes conyugales en la masa activa del concurso

En el caso de que el concursado este casado, y dado que el matrimonio supone una unidad económica por lo menos de gasto y consumo, es preciso determinar conforme al concreto Régimen Económico del deudor concursado, qué bienes han de integrarse en la masa activa del concurso.

En principio, los bienes que se incluirán en la Masa Activa, serán exclusivamente los bienes propios o privativos del cónyuge concursado.

Pero si el Régimen Económico es el de Gananciales, que es lo más frecuente en España, se incluirán además los bienes comunes, cuando estos deban responder de las obligaciones asumidas por el concursado.

Especialmente deben recordarse que son bienes gananciales los adquiridos con posterioridad a la celebración del matrimonio, y que existe una presunción legal de ganancialidad de los bienes del matrimonio.

Así mismo, son de cargo de la Sociedad de Gananciales, las deudas derivadas del ejercicio profesional ordinario de los cónyuges, y de la explotación regular de los negocios o empresas.

Si por el contrario el Régimen Económico Matrimonial del deudor concursal es de Separación de Bienes, la ausencia de bienes gananciales hace más fácil la aplicación de la regla general, según la cual, solo los bienes propios del concursado se integran en la Masa Activa del Concurso.

De esta forma se presume, salvo prueba en contrario, que cuando el cónyuge del concursado ha adquirido a titulo oneroso, bienes mediante contraprestación procedente del patrimonio del concursado, este ha donado dicha contraprestación a su cónyuge.

Se presume igualmente esa prueba en contrario, que la mitad de tal contraprestación ha sido donada por el concursado a su cónyuge, siempre que la adquisición se haya realizado en el año anterior a la declaración del concurso.

En todo caso, estas presunciones no rigen si los cónyuges están separados judicialmente o de hecho, por tanto, una vez que ha sentado que ha existido una donación, esta es fácilmente rescindible, por lo que los bienes objeto de esta liberalidad presumida volverán al patrimonio del cónyuge concursado, y se reintegrarán a la Masa Activa.

Por otra parte, los bienes adquiridos por ambos cónyuges con pacto de supervivencia, se consideran divisibles, integrándose en la Masa Activa del concurso, la mitad correspondiente al concursado.

En estos casos el cónyuge del deudor tiene derecho a conservar tales bienes, adquiriendo su totalidad mediante la satisfacción a la masa activa de su valor.

A este efecto, el valor será determinado de común acuerdo por el cónyuge del concursado y la Administración Concursal, y en defecto del mismo, el valor de mercado que determine el Juez del Concurso, oídas las partes y previo informe de expertos si el Juez lo considere necesario.

Cuando el bien en cuestión fuese la vivienda habitual del matrimonio, el valor será el de adquisición actualizado conforme al IPC, sin que ningún caso pueda superar el valor de mercado.

Podrán excluirse del ámbito de la Masa, las viviendas en copropiedad de los cónyuges adquiridas antes del matrimonio.

A&A Impagados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies