Invalidez por trombósis cerebrales: ictus

INVALIDEZ POR TROMBÓSIS CEREBRALES: ICTUS

Las trombosis cerebrales pueden producirse por efecto de la arterioesclerosis, pero también por otras causas, como por ejemplo las diabéticas.

Éstas ocasionan isquemias cerebrales, es decir, falta de riego, y suelen ser la causa más común de los fallos cerebrovasculares.

La trombosis puede ser precedida por fenómenos prolongados, como pesadez cefálica, disminución de la memoria y de la capacidad intelectual.

Otras veces la clínica es de aparición brusca y en algunas ocasiones ésta se continúa tras un inicio rápido con crisis de isquemia intermitente.

Las trombosis suelen instaurase en tres fases, una inicial o fase trombotica incipiente, con episodios de isquemia cerebral pasajera, una segunda fase o periodo de trombosis progresiva, y por ultimo una tercera, que puede ser definida como un ictus completo o definitivo.

El conjunto de síntomas se provoca por obstrucciones en las arterias, y dependiendo cual sea afectado, así como el territorio en que se haya producidoestos variarán.

Valoración legal de las trombosis

La Valoración Medico Legal, estará condicionada por la adecuada exploración de los cuadros tromboticos, por el examen médico mediante la inspección, fundamentalmente de la marcha, así como la exploración del sistema motor, y en algunos casos por un examen mental.

Como exploraciones complementarias pueden ser realizadas las angiografías cerebrales, la cual indiciara la localización de los trombos, e igualmente por la resonancia magnética nuclear cerebral, que también puede ser de utilidad.
La Incapacidad que producen las trombosis dependen de la fase en la que se encuentre el paciente. En la fase inicial de isquemia pasajera se requerirán periodos de Incapacidad Temporal y solo cuando los episodios intermitentes son repetidos podrían condicionar una Incapacidad Permanente para trabajos de riesgo propio o terceros.
En la fase de trombosis progresiva, una vez que esté establecida, puede producir paralizaciones permanentes de una parte del cuerpo.

Si la hemiparexia es leve y del lado dominante podrían realizarse algunos tipos de trabajos, como los sedentarios o los que no requieran precisión, ni sean intelectuales.

En general será invaldante para algunos trabajos como los que requieran grandes esfuerzos, se requiera la precisión  o sean repetitivos, pero también para los que requieran de deambulación prolongada, es decir, caminar o impliquen riesgo.

Si la hemiparexia es intensa el paciente podrá ser declarado en una Incapacidad Permanente Absoluta, requiriendo en algunos casos la ayuda de terceras personas para las actividades de la vida ordinaria, y condicionando con ello el reconocimiento de una Gran Invalidez.

Por último, la fase de ictus completo, por los graves déficits que produce, determinan secuelas invalidantes para cualquier tipo de capacidad laboral y condicionaran en muchos casos que sean necesario la presencia de una tercera persona para el desarrollo de la vida diaria.

                                                                                                                     Jose Alberto Andrio 

aa-indemnizaciones.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies