Invalidez: trámite de audiencia del interesado

INVALIDEZ: TRÁMITE DE AUDIENCIA DEL INTERESADO

Instruido el procedimiento de Invalidez, se pondrá de manifiesto al interesado el Expediente, el cual dispondrá de un plazo de diez días para formular alegaciones y presentar los documentos que considere convenientes.
El Trámite de Audiencia aparece consagrada en el artículo 105 de la Constitución Española, y se desarrolla en la Ley de Procedimiento Administrativo.

Se puede prescindir del Trámite de Audiencia cuando no figure en el procedimiento, ni hayan de ser tenida en cuenta en la resolución, otros hechos, alegaciones o pruebas que las aducidas por el interesado.

Cuando en el Trámite de Audiencia el beneficiario presente documentos u otras pruebas, que contradigan el dictamen propuesto y admitido por el Equipo de Valoración de Incapacidades, la Dirección Provincial del INSS, rexaminará todo lo actuado y requerirá de dicho equipo de un Dictamen Propuesta complementario del emitido con anterioridad.

No obstante podrá no hacerlo, cuando se entienda que los documentos y pruebas aportados, no desvirtúan la naturaleza del Dictamen Propuesta.

Sin embargo la práctica administrativa nos muestra que la Entidad Gestora prescinde en múltiples ocasiones de éste Trámite.

Tal posición ha sido refrendada por el Tribunal Supremo, que ha dicho que la falta de este, por esencial que pueda parecer, no supone por si misma que se haya prescindido total y absolutamente del procedimiento legalmente establecido.

Cuando el interesado tiene conocimiento del inicio del procedimiento puede alegar en vía administrativa todo lo que convenga a su derecho, por lo que no cabe suponer que la omisión de este trámite le genere indefensión.

La indefensión no equivale a la falta del trámite señalado, sino que ha de ser real y efectiva y para que exista es preciso que el afectado no pueda aducir en apoyo de sus intereses cuantas razones de hecho y de derecho pueda considerar convenientes y útiles.

Si la Resolución Administrativa no convence al interesado, bien porque ese le deniega el derecho o porque se le da un grado de invalidez inferior al que pretende, este siempre puede interponer reclamación administrativa previa y alegar todos los hechos y fundamentos que considere adecuados.

En estos casos puede suceder que la Entidad Gestora de la Seguridad Social, una vez presentado este recurso con pruebas, pueda citar de nuevo al interesado a otro reconocimiento medico antes de dictar la Resolución Definitiva, con lo que se pueden valorar tanto las nuevas dolencias como otras anteriores que no fueron constatadas.

Sin embargo en la práctica son raras las ocasiones en que el INSS reconsidera su postura  a la vista de una reclamación previa y ésta únicamente cumple con el requisito preprocesal de agotar la vía administrativa y dar paso  a que el interesado pueda interponer Demanda Jurisdiccional ante el Orden Social.

Jose Alberto Andrío

aa-indemnizaciones.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies