La cirrosis hepática: ¿incapacidad?

La cirrosis hepática: ¿incapacidad?

La Cirrosis es un proceso difuso, caracterizado por fibrosis y conversión de la arquitectura normal del hígado en nódulos estructuralmente anormales.

Es la consecuencia y vía final común de varios trastornos.

Las causas de la Cirrosis pueden ser múltiples, el alcohol es el motivo más frecuente, pero también pueden serlo infecciones víricas, drogas o fármacos y enfermedades metabólicas.

La clínica de los pacientes con Cirrosis depende de si están compensados o descompensados, y de cual es la causa de su enfermedad.

Los pacientes con Cirrosis compensada, pueden estar completamente asintomáticos, y no presentar ninguna alteración analítica.

La Cirrosis descompensadas, puede presentar complicaciones como la hemorragia digestiva, varices, ictericia, encefalopatía u otra..

En la Exploración Física el paciente puede presentar un tinte ictérico, hepatomegalias, y si son alcohólicos, presentarán algunas características diferenciadas.

En cuanto a los hallazgos del laboratorio, dependen de lo avanzado de la enfermedad.

Existe una clasificación que hace una valoración funcional de la Cirrosis, al mismo tiempo que una valoración de laboratorio y establece una puntuación del 5 al 15 que permite determinar una idea de la situación en cada paciente.
No existe ningún tratamiento que modifique claramente la enfermedad, y esta se trata atendiendo fundamentalmente a las complicaciones de la misma.

Cuando la situación es terminal, si no hay contraindicaciones, es posible la realización de trasplante hepático.

SECUELAS Y COMPLICACIONES

Las secuelas de la Cirrosis están relacionadas con la Hipertensión Portal. Las varices esofágicas son una de las complicaciones más importantes de las cirrosis y se desarrollan en un 10 al 15% de los cirróticos.

Entre los factores de riesgo están, por tanto, el uso del alcohol, las hemorragias y el desarrollo de Ascitis.

La Ascitis es el acúmulo patológico de líquido en la cavidad peritoneal, y la causa más frecuente es la Cirrosis hepática.

El Síndrome Hepatorenal es una grave complicación de los pacientes con Cirrosis y Ascitis, que se caracteriza por insuficiencia renal progresiva y baja eliminación del sodio en orina, puede aparecer sin ningún factor precipitante claro, pero suele aparecer después de hemorragia intestinal.

La Encefalopatía Hepática es una trastorno funcional reversible del Sistema Nervios Central, que aparece por la incapacidad del hígado de metabolizar sustancias tóxicas cerebrales, bien sean endógenas o exógenas.

ANÁLISIS MÉDICO LEGAL
Es esencial determinar cual es estadío legal del paciente y cuales son sus secuelas, ya que puede estar, el paciente, en un estado subclínico o asintomático, o bien, en una fase muy avanzada.

Por tanto habrá que estar a valorar el caso individualmente
Fdo: José Alberto Andrío Espina

aa-indemnizaciones.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies