La custodia para padres no casados

La custodia para padres no casados

Un estudio realizado a comienzos del año 2005, denominado “Las familias frágiles y el bienestar de los niños”, realizó un análisis pormenorizado sobre el supuesto de si la mejora de las habilidades de los padres para comunicarse y relacionarse tenían algún efecto en la relación paterno-filial.

Esta publicación realizó un estudio estadístico tanto en parejas casadas como en otras que no habían contraído matrimonio.

Las conclusiones del citado estudio fueron: encontrar un perfil de padre sobreprotector entre los progenitores solteros, ya que estos, normalmente, tienen menos tiempo y energía para supervisar y controlar a los niños que las familias que hay padre y madre; tanto si hay matrimonio de por medio, como si simplemente es una pareja de hecho.

En la mayor parte de los casos, los padres no casados que tienen hijos, creen que se casarán antes de que el niño alcance la edad de 3 años. Pero la realidad es bien distinta, y muchos de esos matrimonios nunca llegan a celebrarse, ya que se rompe antes la relación.

Cuando quiebra el vínculo afectivo dentro de esa pareja de hecho, en algunos casos, tiene lugar una batalla por la custodia del menor. En España, en más del 90 % de las discusiones judiciales sobre custodia, esta es atribuida a la madre, especialmente si es esta la que ha tenido el cuidado de los pequeños.

En otras ocasiones, es la madre quien ostenta la custodia al no existir un padre reconocido legalmente. Se trataría de los supuestos de hijos de madre soltera sin padre legal. En estos casos, el padre se ve desplazado de la vida de su hijo.

Otro supuesto es el del padre soltero que no quiere reconocer a ese niño que, en definitiva, es vástago suyo, y se olvida de que es su progenitor al no querer asumir su paternidad.

Cuando el padre está ausente en la vida del niño, es un hecho innegable que ocasiona grandes perjuiciosa éste y, en ocasiones, le dejará secuelas al propio menor; que muy posiblemente le producirán trastornos psicológicos en su edad adulta.

Las disputas legales por la custodia entre parejas no casadas son similares a las que existen cuando hay vínculo matrimonial. No obstante, en la mayor parte de las situaciones, la madre soltera ostenta un rol con concreto y definido en el cuidado del niño, y eso hace que el Juez se decante por ella en la atribución de la custodia.

Sin embargo, en la actualidad, los progenitores varones reivindican, en un número de casos muy superior al que existía hace muy pocos años, esa custodia del niño. Gracias a diversas Plataformas y Asociaciones de padres que se encuentran en la misma situación y que han visto negadas sus pretensiones sobre la custodia de sus hijos, los padreshan ido ganando un mayor protagonismo, consiguiendo de esta forma ampliar sus derechos.

Normalmente, los Jueces de Familia, en estos casos, a la hora de la atribución de la custodia analizan, no solo la estabilidad financiera del padre, sino también el compromiso del mismo de poder pasar tiempo con el niño.

Igualmente, aprecian como elemento determinante, el tiempo que estos padres pueden dedicar para estrechar los vínculos con sus pequeños.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies