La dación en pago

La dación en pago

En ocasiones, el deudor moroso se encuentra ante una absoluta falta de liquidez y de capacidad para generar fondos en el futuro, pero sin embargo puede poseer bienes o derechos reales, que son susceptibles.

En estas ocasiones el acreedor siempre puede ofrecer al deudor la entrega de los mismos, con el carácter de pago y extinción de la obligación.

La Dación en Pago significa que en vez de abonar con dinero, el deudor lo hace a través de la entrega de un bien o derecho, al acreedor, quedando la deuda completamente cancelada y la obligación extinguida.

En estos supuestos, el deudor no entrega dinero líquido, que es lo que realmente debería, sino que hay un cambio en la prestación respecto de la que era su obligación primitiva.

La Dación en Pago no esta contemplada en el Código Civil, sin embargo es considerada por los Tribunales como un negocio jurídico por el que el deudor, trasmite un bien al acreedor, como forma alternativa de cumplir con su pago, extinguiéndose por tanto la deuda primitiva.

El efecto de esta figura jurídica es idéntico al de un pago en efectivo, pero son necesarios una serie de requisitos para su efectividad:

  • Que haya acuerdo entre acreedor y deudor.

  • Que sea diferente lo adeudado y la prestación ejecutada.

  • Que se realice o entregue un bien en concepto de pago de la obligación adeudada.

  • Que haya plena cesión del dominio.

La formalización de la dación en pago, siempre deberá acreditarse mediante un contrato, que deberá contener el reconocimiento de la deuda original, y el negocio jurídico que se efectúa, es decir, la plena cesión de un bien o derecho.

Una vez que se haya realizado esta oposición, el acreedor no podrá reclamar al deudor nada más, por lo que el bien o derecho trasmitido debe aproximarse lo máximo posible, a la deuda preexistente.

La Dación en Pago puede hacerse con Bienes Muebles o Inmuebles, aunque son preferidos estos últimos, porque el valor puede ser mas fácilmente determinado, mediante una tasación, y con el paso del tiempo, se pueden revalorizar.

Cuando se trata de Inmuebles, la dación en pago siempre debe realizarse en escritura pública, e inscribirse en el Registro de la Propiedad.

A&A Impagados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies