La diabetes mellitus y sus efectos ¿puede causar incapacidad laboral?

La diabetes mellitus y sus efectos ¿puede causar incapacidad laboral?

La diabetes mellitus se caracteriza por trastornos metabólicos o endocrinos que afectan tanto a la formación de insulina, para frenar la glucosa circulante en sangre, como la utilización del azúcar por el organismo.

Aunque hay variedad de formas en que pueda presentarse la diabetes, vamos a referirnos a la diabetes mellitus en el adulto.

La realidad práctica, demuestra que son muchos los diabéticos que se incorporan al mundo laboral, siendo muy productivos durante muchos años, no teniendo en esos periodos de tiempo, situaciones de absentismo laboral y llegando a la edad de jubilación sin ningún tipo de problemas, ni disminución en su rendimiento laboral.

La diabetes en sí mismo, no es un proceso intrínsecamente invalidante, pueden pasar durante muchos años desapercibida, en forma subclínica, e incluso llegar un curso tan benigno que ni tan siquiera requiera otros cuidados como los dietéticos o tratamientos menores.

¿CUÁNDO ES INVALIDANTE?

Frente a los casos anteriores donde el diabético puede llevar una vida laboral absolutamente normal, podemos encontrar situaciones donde la enfermedad es agresiva, sintomática y generadora de complicaciones, que causa frecuentes bajas laborales de carácter temporal y que se complica con otros procesos.

Lo que realmente llega a invalidar con el paso del tiempo, son las lesiones producidas por la enfermedad o los tratamientos y complicaciones sobrevenidas a consecuencia de ello.

Los trastornos derivados de la diabetes, no suelen respetar en la práctica ningún aparato o sistema, pudiendo verse todos o gran parte de ellos con el paso del tiempo.

Así, a nivel digestivo pueden presentarse enteropatías diabéticas de curso diabético, hepatopatías diabéticas o angiopatias.

Con la evolución de la enfermedad, cuando esta presenta una forma agresiva, se pueden ver implicadas arterias periféricas, originando síndromes de claudicación intermitente, afectaciones coronarias, o ángor diabéticos.

Por diferentes vías, se llega en muchos casos a la insuficiencia renal en distintos grados.

Una concurrencia de factores propios de la diabetes y de otros tratamientos, llevan a neuropatías diabéticas severas, de las que no queda libre el sistema nervioso central, viéndose afectado en distinto grados y con diversas características el cerebro, como pueden ser los microinfartos cerebrales continuados.

Esta implicación de aparatos y sistemas y las muy variadas consecuencias que se derivan impiden hablar de la diabetes sin más, como causa de enfermedad.

Será necesario referirse a la diabetes como punto de partida, o justificación de origen de una serie de trastorno que son los que verdaderamente van a genera la incapacidad.

Lo correcto en los diabéticos enfermos avanzados, donde existen varias patologías, es ir analizando cada una de ellas y ver su repercusión en relación con la invalidez.

¿A QUE ÓRGANOS PUEDE AFECTAR LA DIABETES HABITUALMENTE?

  1. A los ojos, los informes oftalmológicos diferidos en el tiempo, permitirán apreciar las lesiones retinianas y sus efectos funcionales sobre la visión, así como el carácter reversible o irreversible de las lesiones y la posibilidad de poderse tratar por distintos tratamientos médicos. En estos casos interesa, no solo la demostración de la lesión, sino también la repercusión funcional en cuanto a la visión.

  1. Afectación general, pudiendo ser:

  • Periférica, cuando produce arteriopatías, con posibilidad o no de recuperación con tratamiento médico o quirúrgico, y el carácter en todo caso permanente de la lesión inicial o residual tras los tratamientos indicados.

  • Central, como son los casos en que se produce una miocardiopatía diabética, la cual tendrá su diagnóstico pronostico, limitaciones y repercusiones laborales. Los electrocardiogramas y las pruebas de esfuerzo, incluso el cateterismo cardiaco, pondrán de manifiesto las lesiones y las repercusiones que origina.

  • Hepáticas, las cuales se acreditaran mediante pruebas radiológicas o ecográficas, y en algunos casos a través de laparoscopia o biopsias, que evidenciarán el grado de afectación y las repercusiones generales.

  • Renales, la radiología y la ecografía valoraran el grado de insuficiencia que origina y la posibilidad d mejoría o no.

  • Neuropsiquicas.

  • Dérmicas.

Una vez referidas todas y cada una de las complicaciones ocasionadas por la diabetes, se podrá determinar cuál es su repercusión funcional para el trabajo, y se deberá correlacionar cada una de estas limitaciones con las actitudes y funciones del trabajo habitual del operario o con el trabajo en general, pudiéndose determinar si es susceptible de Incapacidad Permanente.

Fdo. José Alberto Andrío Espina

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies