La discriminación laboral por razón de la edad del trabajador

La discriminación laboral por razón de la edad del trabajador

Si bien en el pasado se asociaba la edad con la experiencia y el saber hacer, en nuestros días, conforme van haciéndose mayores los trabajadores han de enfrentarse a ideas preconcebidas en muchos casos peyorativas acerca de su edad cada vez más avanzada.

Tal y como señala nuestra Constitución y nuestra Normativa Laboral, toda persona, y en particular todo trabajador, tiene Derecho a un trato igualitario y a no ser objeto de discriminación alguna por sus propias condiciones personales.

Entre dichas condiciones se encuentra la edad. Y es que, como decíamos, en la actualidad se asocia la madurez de los empleados con su desfase o su obsolescencia, como si de máquinas se trataran.
De hecho, cuando las Empresas tratan de reducir sus plantillas siempre optan por recortar empleados veteranos, a través de fórmulas tan habituales como la jubilación anticipada.
» ¿Cómo se podría proyectar la discriminación por razón de edad en la Empresa?

La discriminación laboral por motivo de la edad podría tener lugar en muy diversos momentos: en la contratación, en la promoción y el ascenso, en la asignación de tareas a realizar, en la concesión de beneficios laborales, en la formación o incluso en el despido.

Muchas veces, de hecho, la Empresa podría tratar de fomentar el que sus empleados más veteranos abandonaran su empleo tratando de hacerles la vida imposible con la asignación de los peores turnos, las tareas más engorrosas o tratando de causarles estrés psicológico.

Su menor capacidad de adaptación a los cambios y sus, en general, mayores salarios derivados de toda una vida de trabajo juegan, en estos casos, en su contra, y muchas veces el propio empleado decide desistir y no complicarse la vida, acogiéndose a los planes de reducción de plantilla de su Empleador.

Esta actitud frente a ciertos empleados con la finalidad de minar su autoestima y tratar de que abandonen su puesto se denomina “mobbing”, y supone una de las más graves formas de discriminación.
» El Principio de Igualdad

Todas las personas, y en particular todos los trabajadores, somos iguales. Ello implica que las personas dentro de la misma categoría profesional de una Empresa han de estar sujetas a los mismos Derechos y Obligaciones, con los mismos privilegios y beneficios laborales, y también estando sujetos a unos mismos deberes.

Ello implica la tajante prohibición de cualquier actitud discriminatoria o lesiva de los intereses de un trabajador. Si en tu caso te estuvieras sintiendo presionado por tu Empresa para abandonar tu trabajo voluntariamente, tratando así de evitar el coste asociado a tu despido, debes saber que la Ley está contigo.

La actitud de hostilidad de tus Jefes podría llegar a convertirse en insoportable, convirtiendo en un suplicio el tener que ir al trabajo. Por ello, es recomendable si sufrieras este tipo de trato por parte de tu Empresa quepongas tu asunto en manos de un abogado especializado en materia laboral.

Él podrá asesorarte sobre tu delicada situación y, en su caso, representante frente a tu Empresa. No dejes que se lesionen tus Derechos como trabajador y, lo más importante, como persona.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies