La esposa no busca trabajo, ¿se puede extinguir la pension compensatoria?

La esposa no busca trabajo, ¿se puede extinguir la pension compensatoria?

Es relativamente frecuente que la pensión compensatoria que se declara en los Convenios Reguladores se extinga en el momento en el que la esposa encuentre un trabajo.

En el presente supuesto, como consecuencia de diferencias irreconciliables de los esposos ambos decidieron divorciarse de mutuo acuerdo, estableciéndose una compensatoria debido al desequilibrio existente en el momento de la ruptura.

Pasado un tiempo el esposo solicitó una modificación de la citada pensión compensatoria en base al argumento de que tras la Liquidación de la Sociedad de Gananciales, la posición económica de la esposa se había equiparado a la del actor como consecuencia del reparto de los bienes.

Igualmente se exponía igualmente la falta de interés de la ex cónyuge por incorporarse al mercado laboral, ya que en el Convenio Regulador se había pactado que la compensatoria debía mantenerse en tanto la esposa no obtuviere unos ingresos superiores a dos veces al Salario Mínimo Interprofesional.

Los Tribunales han venido entendiendo que la Liquidación de la Sociedad de Gananciales no influye en las compensatorias ya que se trata de una concreción de un patrimonio existente al tiempo del divorcio y que no es obstáculo a la situación de desequilibrio económico el reparto que se hace con la Liquidación de la Sociedad de Gananciales.

Es evidente que la situación antes y después de la liquidación es la misma.
Los cónyuges habían pactado en su momento en virtud del Principio de la Autonomía de la Voluntad que la pensión compensatoria se extinguiría cuando la esposa obtuviera unos determinados ingresos económicos.

Por tanto asumió una obligación de poner los medios racionalmente necesarios para integrarse en el mercado laboral.

Del sentido del Convenio Regulador se deducía que la pensión tendría una duración limitada y cuya extensión no podía quedar al capricho de la acreedora, a la cual solo le valdría poner todo de lo que ella dependiese, para conseguir un trabajo.

Como había transcurrido más de cuatro años desde que se firmó el Acuerdo y la esposa no había acometido seriamente tareas de formación que la capacitasen de forma más intensa para el desempeño de sus funciones como Técnico Administrativo, el Tribunal optó por limitar temporalmente la pensión.

¿PORQUE SE CONSIDERÓ QUE NO HABIA BUSCADO TRABAJO?

Los hechos demostraban que a los cuatro años anteriores había efectuado únicamente unos cursos formativos que habían durado cuatro horas y veinte minutos es decir, no tenían la entidad suficiente para poderla capacitar y todo ello hacía mucho tiempo.

Se encontraba inscrita como demandante de empleo pero los hechos no revelaban de modo alguno que hubiese obtenido habilidades prácticas, conocimientos o la cualificación suficiente para integrarse en el mercado de trabajo.

No había cumplido con la intensidad necesaria su obligación de adquirir nuevos conocimientos intelectuales como podían ser la profundización en los idiomas que ya conocía de forma más o menos incipiente.

Aun siendo conscientes los Tribunales de la dificultad existente en la actualidad para encontrar un empleo, llegaron a la conclusión de que se debía limitar la pensión a 5 años, dándole a la esposa tiempo suficiente para que pudiera complementar su formación y acceder con mayores garantías al mercado laboral.

A&A Abogados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies