La estenosis aortica y capacidad laboral del enfermo

La estenosis aortica y capacidad laboral del enfermo

La estenosis aortica tiene menor interés en relación con la capacidad laboral, ya que el curso del proceso en casos benignos puede ser tan lento y sin síntomas, que permitan a la persona llegar a la edad adulta con capacidad laboral.

La estenosis aórtica no es muy común y ocurre con mayor frecuencia a hombres que a mujeres.

Las formas adquiridas pueden clasificarse en dos grupos principales: las reumáticas y las debidas a calcificaciones, generalmente extensas, de peor pronóstico y mayor dificultad.

La estenosis aórtica puede presentarse en muchas ocasiones desde el nacimiento de la persona, es decir de forma congénita, aunque generalmente se desarrolla de forma adquirida en el trascurso vital.

En los adultos ocurre fundamentalmente debido a depósitos de calcio que estrechan la válvula, la cual se denominan estenosis aortica cálcica y que generalmente afecta a personas mayores, y en casos raros puede ocurrir que suceda en pacientes que hayan sufrido radioterapia en el tórax.

La otra causa más común es la fiebre reumática, que se puede desarrollar después de una faringitis o una simple escarlatina, los problemas con las válvulas en estos casos no se desarrollan hasta diez años o más después de ocurrir la fiebre reumática.

Pueden transcurrir muchos años con la enfermedad completamente asintomática y con una vida con trabajos sedentarios y de menor esfuerzo físico.

En las fases avanzadas de esta lesión se instauran síntomas incompatibles en trabajos de mínimo esfuerzo e incluso por la mala calidad de vida de los enfermos se produce incapacidad laboral incluso para trabajos sedentarios.

Los episodios de edemas pulmonares son relativamente frecuentes.

¿QUE SINTOMAS PRESENTA?

Los síntomas pueden ir desde el jadeo con actividad al dolor torácico de tipo anginoso y en muchos casos sensación de percibir los latidos cardiacos como palpitaciones.

El “angor” es unos de los problemas más graves en ciertos sujetos, donde el aumento del ventrículo izquierdo dificulta que las coronarias puedan suministrar el mínimo exigido de sangre.

Los sincopes son frecuentes como consecuencia de la disminución de flujo sanguíneo al cerebro en episodios hipotensivos.

La mayor parte de los sincopes se relacionan con el esfuerzo por lo que estos quedaran totalmente contraindicados.

TRATAMIENTO

Normalmente las personas con estenosis aortica significativa se les pide que no practiquen deportes competitivos y si esos se presentan la actividad física debe limitarse.

Los medicamentos utilizados abarcan desde diuréticos a betabloqueadores.

Si la estenosis es grave debe hacerse de forma cuidadosa para que la presión arterial no caiga a niveles peligrosamente bajos, recomendándoseles a estos pacientes el dejar de fumar.

La cirugía para reemplazar o reparar la válvula es el tratamiento preferido para adultas.

En la actualidad se utiliza un procedimiento menos invasivo llamado valvulopatía con globo.

ESTENOSIS AORTICA, ¿QUÉ INCAPACIDAD LABORAL GENERA?

Los mayores problemas se plantean en la fase inicial de la enfermedad donde el enfermos está compensado y podrá realizar el trabajo físico sin dificultad o con mínimos síntomas.

Son embargo, ya desde estos primeros síntomas el esfuerzo físico estará contraindicado por el riesgo que puede suponer y por la agravación que el proceso de la enfermedad sufrirá.

Si hay “angor” asociado, aunque se esté en una fase muy inicial de la enfermedad la invalidez se producirá siempre.

No solamente hay que evitar el esfuerzo sino todas las situaciones que impliquen mayor trabajo cardiaco o supongan estrés, fatiga o descanso insuficiente.

Fdo. José Alberto Andrío Espina

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies