La falta de diagnóstico de la meningitis

La falta de diagnóstico de la meningitis

La falta de diagnóstico, constituye el núcleo esencial, de una gran parte de las Demandas, que se interponen por Negligencia Médica.

Pero un Médico, que no diagnostica una enfermedad en un paciente, sólo, puede ser declarado culpable de Negligencia Médica, si, sus acciones u omisiones, fueron tan graves, que  provocaron lesiones de importancia o la muerte. 

Por tanto, la mayoría de los casos, en que hay una ausencia de diagnóstico, se entremezclan enfermedades y trastornos muy graves, que están en constante movimiento, es decir, en progresión.
Una enfermedad clásica, de este tipo de casos, es la Meningitis.

Esta, es la inflamación de las membranas protectoras, que cubren el cerebro y la medula espinal.

Hay dos manifestaciones distintas, de este diagnóstico, la producida por virus, Meningitis viral, y la producida por bacterias, Meningitis bacteriana.
La mayoría de las situaciones, de Negligencia Médica, se relacionan con esta última, la Bacteriana y la misma, puede ser considerada como una enfermedad muy grave, que requiere un tratamiento intenso y rápido, y todo ello, con la finalidad, de que el paciente no sufra daños permanentes o la muerte.

La única manera, de estar completamente seguro, de la presencia de Meningitis, es que un Médico, le realice una punción lumbar, para analizar el líquido cefalorraquídeo.

Es vital por tanto, que los Médicos, que tratan al paciente, sean conscientes de la aparición de todos los signos y síntomas comunes, que conlleva este diagnóstico, ya que si alguno de estos  aparece, en el caso concreto, el Médico, deberá tomar todas las medidas cautelares que sean adecuadas y necesarias, para descartar por completo, la posibilidad de esta enfermedad.

Los síntomas más comunes, de este trastorno grave, son los siguientes:

  • Dolor de cabeza fuerte.
  • Rigidez de nuca, esto es, la incapacidad para flexional el cuello hacia delante.
  • Fiebre alta.
  • Alteración del estado mental.
  • Fotofobia, es decir, la incapacidad para tolerar la luz brillante.
  • Fonofobia, es decir, la falta de capacidad para tolerar ruidos fuertes.

El conocimiento es poder, cuando se trata de protegerse, de una Negligencia Médica.
Fdo: José Alberto Andrío Espina

aa-indemnizaciones.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies