La falta de pago del ibi ¿qué efectos tiene?

La falta de pago del ibi ¿qué efectos tiene?

En ocasiones, puede entenderse que la falta de pago de un impuesto,como el IBI al que está obligado el arrendatario, es una cantidad exigua, que no podrá dar lugar a la acción de desahucio.

La doctrina de nuestros Tribunales, sobre este asunto, no ha sido pacifica, existiendo resoluciones judiciales en un sentido, es decir favorable al pago del IBI por el arrendatario y otras en sentido contrario.

El Tribunal Supremo, ha tenido ocasión de estudiar las consecuencias de la falta de pago del IBI, y ha declarado como doctrina jurisprudencial que el impago por arrendatario del IBI en arrendamientos de vivienda, vigentes a la entrada en vigor de la nueva LAU, ha de considerarse como una causa de resolución de contrato comprendida en la LAU.

La fundamentación jurídica del alto Tribunal, es la de que se trata de cantidades asimiladas a la renta y se alude con ella  a aquellos pagos que ha de asumir el arrendatario por mandato legal.

Por tanto, esta fórmula abierta, ha de ser completada con las normas que en tales momentos establezca la legislación aplicable.

El Tribunal Supremo, ha declarado que con el texto de la nueva ley, existe una nueva obligación del arrendatario de satisfacer el pago del IBI, de forma que su impago, en lo que supone un incumplimiento de una obligación dineraria añadida a la del pago de renta, faculta al arrendador para pedir la resolución del contrato.

Sigue afirmando el Alto Tribunal que lo contrario, supondría forzar al arrendador a emprender anualmente el ejercicio de una acción de reclamación contra el arrendatario, incumplidor de una obligación de periodicidad anual.

Por tanto, el arrendatario debe responder del IBI, mientras el contrato este vigente, cuyo carácter periódico comporta su necesaria asimilación a estos efectos de la obligación también periódica, del pago de la renta.

Se trata por tanto, de proteger al arrendador frente a los incumplimientos del inquilino, respecto a obligaciones de carácter inexcusable.

Por tanto, una vez producidos el impago de los recibos del IBI, procederá la resolución contractual de la vivienda o local de negocio, a instancias del propietario arrendador.

A&A Abogados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies