La gastritis: ¿es invalidante?

LA GASTRITIS: ¿ES INVALIDANTE?

La gastritis es un término medico que señala la inflamación de la mucosa gástrica.

Para su diagnóstico específico se requiere una biopsia.

No se puede ignorar que existen manifestaciones muy diversas de esta enfermedad según la personalidad y el origen, así nos encontraremos las gastritis aguda cuyo origen puede ser muy diverso, con causas como el estrés, drogas o el H.PYLORI.

El estrés puede dar lugar a un rango de lesiones que abarcan desde erosiones superficiales hasta el lupus péptico complicado.

Esta forma de gastritis aguda se observa sobre todo en pacientes hospitalizados por enfermedad grave, aunque puede darse en cualquier persona que padezca estrés.

Cuando no se toman las medidas adecuadas las gastritis agudas pueden llegar a cronificarse.
Un tipo de gastritis es la del tipo A o tipo inmune, que es predominante en mujeres y existen componentes hereditarios en su padecimiento.

Otra modalidad será la gastritis asociada a H.Pylori o tipo B y es la más frecuente en pacientes de más de 70 años y casi el 100% de la población tiene posibilidades de sufrirla.

¿CUÁL ES SU VALORACÓN MÉDICO LABORAL?

La variedad de gastritis, su origen y la diferencia en la calidad y cantidad de los síntomas que pueden presentar los sujetos, hacen que algunos prácticamente estén asintomáticos y otros con síntomas continuos por lo que es muy difícil hacer una valoración de Invalidez basándonos solo en el concepto amplio de gastritis crónica.

Sin embargo una vez determinado su origen, por endoscopia y cuando es lo suficientemente sintomática y resistente a los tratamientos, hace que exista cierta incompatibilidad entre determinados trabajos y los cuidados higiénicos, dietéticos y terapéuticos que el proceso requiere.

La gastritis por si sola pocas veces se presenta como causa de Invalidez.

Son más los síntomas como la intolerancia a determinados alimentos, los vómitos frecuentes, las nauseas y los episodios diarreicos alternantes con estreñimiento lo que harán inviable algunos trabajos.

Será esencial el conseguir una buena y exhaustiva historia clínica, ya que más de la entidad de la enfermedad en si misma, es la sintomatología que padece el paciente la que provocará sus limitaciones funcionales.

Dependiendo de la intensidad y de la frecuencia de estos síntomas está el hecho de que los mismos podrán llegar a empeorar la calidad de vida u ocasionar limitaciones funcionales en el trabajador.

De gran trascendencia será ver cual es la respuesta a los distintos tratamientos, los cuales pueden llegar a mejorar la sintomatología que en determinados casos conllevará a que esos pacientes puedan llevar a cabo una vida normal sin apenas limitaciones.

Jose Alberto Andrío

aa-indemnizaciones.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies