La hepatitis c: ¿cuándo puede constituir invalidez absoluta?

LA HEPATITIS C: ¿CUÁNDO PUEDE CONSTITUIR INVALIDEZ ABSOLUTA?

Dentro de las alteraciones del hígado y de las vías biliares se encuentra el virus de la Hepatitis C. Este es una de las patologías más graves que le pueden afectar.

La enfermedad puede presentarse según el procedimiento y calificación del grado de minusvalía, en los siguientes grados:

  • Clase 1: en la que el enfermo presentara únicamente alteraciones persistentes de la bioquímica hepática y se mantiene asintomático.

 

  • Clase 2: además de las alteraciones de la bioquímica hepática hay evidencias de lesiones cirrogenas, como hepatitis activa o cirrosis hepática.

 

  • Clase 3: cuando los dos últimos años ha presentado síntomas de insuficiencia hepática y se han demostrado lesiones cirrogenas como hepatitis crónica o cirrosis hepática.

 

  • Clase 4: cuando el enfermo además de insuficiencia hepática padece hepatopatía crónica que se encuentra en la clase C.

 

  • Clase 5: cuando el paciente además de los criterios de la clase cuatro depende de otra persona para realizar sus actividades de autocuidado.

El virus de la Hepatitis C es sin duda una de las patologías más graves que pueden afectar al hígado, teniendo en cuenta las consecuencias que lleva aparejada la evolución de esta enfermedad.

Un primer aspecto que cabe poner de relieve respecto a este virus y su incidencia en la Incapacidad Permanente será el riesgo de contagio, que se realizara fundamentalmente por vía sanguínea, siendo muy débil el riesgo por vía sexual.

Por otro lado es habitual la presencia de Hepatitis C con otros virus como puede ser el del Sida.

En cuanto a la afectación de la capacidad laboral cabe poner de relieve que la Incapacidad Permanente Absoluta por esta enfermedad queda vinculada a la cronicidad y a la gravedad de la enfermedad y todo ello en función de su evolución. 
Así se reconoce el grado de Incapacidad a personas que padecen este virus asociado a una hepatitis crónica persistente de mal pronóstico.

Igualmente en los supuestos de hepatopatía crónica con un importante cuadro sintomatológico.

Uno de los efectos que la hepatitis C conlleva en la capacidad laboral, a efectos de determinar que no se puede realizar ningún tipo de trabajo, es el de la fatiga crónica, ya que esta patología produce fatiga a mínimos esfuerzos, no solo en relación a la profesión habitual sino también respecto a la vida domestica.

Igualmente se concederá la Absoluta en los supuestos de enfermedad crónica hepática o el abuso prolongado del alcohol que haya desembocado en una cirrosis hepática.

Jose Alberto Andrío

aa-indemnizaciones.com

               

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies