La insuficiencia respiratoria como causa de invalidez

La insuficiencia respiratoria como causa de invalidez

La insuficiencia respiratoria se puede expresar de diferentes modos, bien sea de forma cualitativa sin entrar en el grado de afección, o bien semicuantitativa recurriendo a expresiones como ligera, moderada, de mediana intensidad, o importante.

En otros casos se recurren a escalas que varían según los autores y valoran fundamentalmente la repercusión funcional dinámica como puede ser cuando hablan de disnea de reposo, de grandes esfuerzos o de mínimos.

En otras ocasiones se hace referencia a patrones espirométricos y gasométricos.

Lo ideal es establecer un método lo suficientemente expresivo para entender, cualificar y cuantificar los efectos de la insuficiencia respiratoria.

No debe olvidarse que una exploración clínica bien realizada puede tener un valor de predicción de la enfermedad y la capacidad de invalidar tan importante como las pruebas específicas como son la espirometría y gasometría.

¿QUÉ TIPO DE PRUEBAS SE UTILIZAN PARA DETECTAR LA INSUFICIENCIA RESPIRATORIA?

Partiendo de los valores respiratorios estáticos se analizarán con posterioridad los valores respiratorios dinámicos en relación con el tiempo, se realizaran pruebas de sobrecarga respiratoria entre las que las más importantes son las pruebas apneica y el VRL (Valor Respiratorio Límite).

Esta prueba puede realizarse en función del trabajo habitual.

Igualmente y en otros casos se realiza la prueba de heces en sangre comparando los valores de normalidad y los que sufre el paciente.

Solamente en algunos casos se analizará la función alveolar y muy raras veces se aplicará el cateterismo cardiaco y pulmonar.

La cianosis aumentada puede ser otro parámetro a valorar.

¿QUE TIPO DE INVALIDEZ GENERAN?

En resumen las causas que pueden llevar a una insuficiencia respiratoria son muy variadas no teniendo porqué erradicar la enfermedad en el parénquima pulmonar o demás órganos del aparato respiratorio como pueden ser los bronquios, enfermedades cardíacas, metabólicas o hematológicas las cuales pueden alterar la función respiratoria llegando a una insuficiencia.

Partiendo de la base de que el trabajo requiere necesariamente consumo de oxígeno para producir la energía necesaria en la medida que este falte o se aproveche insuficientemente se va a producir un déficit de energía que obviamente va a limitar o impedir el trabajo físico.

En la insuficiencia respiratoria la invalidez no solamente va a surgir por esa incompatibilidad física sino por factores de riesgo o que agraven el proceso, muchas veces en función del lugar de trabajo.

Así atmosferas de polvo o contaminadas comprometen la captación del oxígeno y consiguientemente aumentarán el grado de insuficiencia respiratoria.

Tratar de rebasar ciertos límites de trabajo físico en las insuficiencias respiratorias puede motivar faltas de riego bien al cerebro o al corazón, con riesgos de desvanecimientos, accidentes secundarios o infartos cerebrales o miocárdicos.

El grupo de enfermedades que pueden conllevar insuficiencia y que de hecho siempre la llevan aunque a veces sean en grado mínimo o subclínico en periodos iniciales pueden ser las bronquitis crónicas, la neumoconiosis, las neuropatías residuales entre las que cabe destacar las tuberculosas, los enfisemas, las alergias respiratorias, las resecciones broncopulmonares y las adherencias pleuropulmonares importantes.

Fdo. José Alberto Andrío Espina

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies