La invalidez por cervicoartrosis

La invalidez por cervicoartrosis

La cervicoartrosis es una de las localizaciones más comunes de la artrosis, situándose por delante de todas las demás tanto en incidencia como en importancia sintomática.

La profesión, hábitos y vicios posturales son determinantes en muchas ocasiones de la precocidad con que puede aparecer el proceso y la importancia de los síntomas.

Las degeneraciones discales suelen causar frecuentemente protrusiones o hernias responsables de compresiones radiculares a veces extremadamente dolorosas.

Los discos van perdiendo elasticidad, produciéndose un adelgazamiento degenerativo que favorece la creación de hernias a varios niveles.

Con el paso del tiempo pueden desaparecer los discos intervertebrales, dejando solo un residuo no funcionante.

¿CUALES SON SUS SINTOMAS?

Los síntomas capitales de la cervicoartrosis son los dolores de cabeza, dolor de cuello y sensación de hormigueo en los brazos, a veces con pérdida de fuerza considerable.

Cuando los discos más afectados están a nivel de C5-C7 se producen dolores en los brazos.

Las compresiones medulares pueden llegar incluso a motivar paraplejias.

Lo habitual es que se asocien lesiones a distintos niveles, las cuales serán responsables de síndromes mixtos o complejos, agravados muchas veces por cuadros vertiginosos posicionales severos.

Las consecuencias inmediatas son además del dolor la limitación de movimiento del cuello.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA?

El diagnostico debe ser clínico, radiológico y funcional.

La clínica permite establecer cuál es el grado de afectación y funcionalidad en relación con el trabajo.

La radiología, generalmente mediante TAC o por resonancia magnética, evidenciará las lesiones y especialmente las hernias discales que puedan existir.

Finalmente, el estudio funcional dará la limitación del cuello para cada uno de los movimientos que le son propios.

Los resultados funcionales permitirán obtener datos muy válidos sobre la capacidad para determinados trabajos.

¿CUANDO PRODUCE INVALIDEZ LA CERVICOARTROSIS?

Hay profesiones donde una disminución global de la columna cervical de un 20% puede ser invalidante, mientras que para otros valores una disminución de hasta un 50% serían compatibles con el trabajo.

Todas las personas a lo largo del día estamos obligados a ejecutar movimientos del cuello, de flexión, extensión o rotación, sin que por ello necesariamente debamos llevarlos al límite.

Sin embargo, hay profesiones que requieren efectuar movimientos o giros que impliquen la funcionalidad máxima de la columna.

La incapacidad laboral permanente, puede producirse en los siguientes supuestos:

  1. Incompatibilidad física entre el trabajo y la repercusión funcional de la enfermedad.

Es necesario basarse en los límites de la normalidad y explorar los grados de movilidad que tiene el enfermo. Visitar Zaragoza

Posteriormente se hará un análisis pormenorizado de las funciones laborales que impliquen a la columna cervical y los grados mínimos de funcionalidad que exigen.

En la columna cervical es posible explicar mediante cifras y con precisión matemática, el grado de imposibilidad para la ejecución de determinados trabajos.

Una limitación de un 50% es invalidante para un gran número de profesiones y un 75% lo sería de carácter absoluto, salvo para profesiones muy específicas.

  1. Riesgo de agravación o secuelas graves.

La cervicoartrosis que ha dado lugar a hernias discales puede ser responsable con carácter agudo por accidente, a una lesión medular que acabe en un paraplejia.

De modo menos agudo puede dar lugar a una lesión medular focal y progresiva que vaya invalidando progresivamente al sujeto.

Los accidentes por sobrecarga o esfuerzo pueden tener tal importancia que queda suficientemente justificada una invalidez para prevenirlos

  1. Riesgo para terceros.

La limitación funcional del cuello puede ser responsable de accidentes como los responsables de vehículos públicos en determinadas circunstancias donde se requerir puntualmente una maniobra o movilización del cuello que es imposible ejecutar por las limitaciones funcionales.

  1. Disminución importante del rendimiento, calidad y fiabilidad del trabajo.

Aunque físicamente puedan ser ejecutables las faenas laborales habituales, la sintomatología puede ser tan molesta y persistente que distorsione la vida psíquica del sujeto, su estado de ánimo, y el sueño.

Lo anterior justificará definitivamente una mala calidad de vida.

Fdo. José Alberto Andrío Espina

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies