La invalidez por tuberculosis pulmonar

La invalidez por tuberculosis pulmonar

La tuberculosis es una enfermedad en regresión y que en otros tiempos causó grandes estragos entre la población española.

Sin embargo tampoco conviene ignorar que este proceso se da más de lo que se piensa y que nuevamente como consecuencia de hábitos de vida, aumento de la población inmunodeprimida, por el SIDA especialmente, la depresión socioeconómica e higiénica de sectores sociales o étnicos está en incremento.

Esta enfermedad es altamente contagiosa y de ahí que el crecimiento poblacional enfermo sea importante.

¿CUÁL ES SU TRATAMIENTO?

Los tratamientos modernos y los métodos higiénicos favorecen la curación generalmente sin grandes secuelas, sin embargo a veces el curso es de baja sintomatología clínica o enmascarado por otras patologías y cuando se llega a un diagnóstico de certeza se han producido daños importantes en unos o los dos pulmones dejando una insuficiencia crónica.

Normalmente el proceso suele ser reversible aunque con secuelas y salvo circunstancias preexistentes no suele cronificarse.

Otro problema relativamente frecuente es que esté asociada a otras enfermedades como la neumoconiosis, en la cual es difícil establecer los límites de curación y las recidivas y cuáles se deben a uno u otro proceso aunque en definitiva el resultado sea el mismo ya que ambas producen insuficiencia respiratoria.

¿CUÁNDO PRODUCE INVALIDEZ LA TUBERCULOSIS?

El problema fundamental es que deje secuelas tras la curación de la enfermedad ya que ahí puede radicar el criterio de invalidez por una insuficiencia importante de la función respiratoria.

Las causas que con más frecuencia conducen a la incapacidad laboral permanente son:

  • Incompatibilidad con el trabajo debido a una alteración importante de la función respiratoria. La capacidad respiratoria una vez medida va a determinar si es compatible el trabajo físico exigido al empleado con la enfermedad.

  • Contagiosidad, cultivos periódicos con seguimientos de al menos dos años tras la supuesta curación clínica podría constituir elemento de juicio muy válido para afirmar que no existe riesgo de contagio.

Sin embargo, a veces los cultivos dan negativo mientras el bacilo permanece enclaustrado en cavernas fibrosadas o desnaturalizadas, pudiendo salir a las vías respiratorias convirtiéndose en elemento de contagio por procesos respiratorios agudos de cualquier origen. En los casos de riesgo fundado de contagio habrá que relacionar el tipo de trabajo y el contacto público ya sea habitual o excepcional.

  • Agravación de la enfermedad, a veces ya sea por el trabajo o lugar donde se prestan los servicios, la atmósfera o condiciones climáticas o ambientales no son las idóneas para un sujeto afecto de una tuberculosis curada pero con secuelas ya sea reactivada o residual.

La persistencia en el trabajo o lugar podría suponer una agravación o reactivación del proceso tuberculoso y generar secuelas de mayor consideración.

En cuanto al grado de invalidez hay que señalar que la incapacidad permanente absoluta no siempre se alcanza cuando el único condicionante es la secuela post-tuberculosa.

Generalmente se concede la incapacidad permanente total cuando el proceso mórbido es incompatible con el trabajo físico, mientras que ciertos trabajos sedentarios pueden desarrollarse en condiciones de rendimiento y fiabilidad.

El diagnostico en estos casos tiene que estar basado en los siguientes:

  1. Diagnóstico clínico de tuberculosis pulmonar

  2. Radiología y en su caso broncoscopia para valoración de secuelas o complicaciones.

  3. Analítica de sangre y estudio de bacilos.

La insuficiencia que puede generar la tuberculosis se medirá mediante los métodos o pruebas médicas que determinen si la insuficiencia es crónica o no.

Fdo. José Alberto Andrío Espina

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies