La pensión compensatoria: y cómo un abogado matrimonialista puede ayudarte

La pensión compensatoria: y cómo un abogado matrimonialista puede ayudarte

Los abogados especializados en materia de divorcio reciben, frecuentemente, preguntas sobre la pensión compensatoria, en qué consiste y cómo se puede acceder a ella. La contestación a estas preguntas puede parecer esencialmente fácil, pero sobre todo en materia de cuantía existe una gran indefinición.

¿Qué queremos decir con esto? Que la cantidad que percibirá una persona que tenga los requisitos para poder recibir la misma será diferente según el Tribunal que la dicte, y de una ciudad a otra.

Dicho esto, no todas las personas, generalmente las mujeres, reúnen los requisitos para percibirla. Solamente bajo la concurrencia de ciertas circunstancias legales la podrán obtener.

La pensión compensatoria consiste en una transferencia de dinero desde la parte con mayores ingresos hacia la que obtiene menores o no los obtiene, cuando se produce una separación o divorcio, y trata de restablecer el desequilibrio que se produce como consecuencia de la ruptura del matrimonio.

La cantidad exacta de ésta puede ser pactada de mutuo acuerdo por los cónyuges, bien por ellos mismos, bien por sus abogados; o bien será fijada por los Tribunales en los casos de desacuerdo.

Los aspectos que los Juzgados tendrán en consideración serán fundamentalmente la edad, su estado físico, emocional y financiero; el tiempo que ambas partes estuvieron casadas y el nivel medio de vida que ambos tenían durante el tiempo en que permanecieron unidas por el vínculo matrimonial, su cualificación y un conjunto de circunstancias adyacentes de carácter secundario.

Finalmente, los Tribunales también decidirán el grado de capacidad económica de la parte que tiene que hacer frente al pago ésta. La finalidad, en definitiva, es lograr un equilibrio entre las necesidades de ambas partes, respecto del nivel de vida que se gozaba mientras el matrimonio duró.

¿Por cuánto tiempo se prolongarán los pagos?

Tal y como sucede con la cantidad exacta a pagar, la duración de éstos es una cuestión muy litigiosa, y mientras que hasta hace unos años la tendencia de la compensatoria era el ser indefinida, actualmente podemos decir que, por norma general, los Tribunales la fijan con carácter temporal.

Por tanto, la duración de ésta, determinada por los Tribunales, dependerá del nivel de información que cada uno de los abogados matrimonialistas participantes en el proceso pueda aportar y poner en conocimiento del Juez durante los actos de la vista oral.

No obstante, el principal factor a considerar será el tiempo que requerirá la parte que, por tener menores ingresos, va a recibir la pensión, para poder reunir unos rendimientos suficientes para que él o ella puedan vivir adecuadamente y sin la necesidad de ese apoyo por parte de su ex cónyuge.

Ello podría ser durante el tiempo que estuviera cursando algún tipo de estudios o hasta que encuentre algún trabajo, o mejore su cualificación profesional.

La muerte del sujeto obligado a pagar la pensión compensatoria no siempre extingue la obligación del pago, puesto que el mismo puede serle exigido a los herederos si existe caudal suficiente.

Actualmente, la pensión compensatoria no siempre es fijada para mujeres, sino que existen casos en que esta falta de equilibrio es sufrida por el marido, lo cual determina que los Tribunales se las otorguen y decidan su cuantía.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies