La recuperación de la mercancía

La recuperación de la mercancía

En ciertas ocasiones, el acreedor se encontrará ante la imposibilidad de hacer efectivo un impagado del deudor, ya que el moroso no tendrá posibles y su posición prevé que empeorará a corto plazo, augurándose una quiebra empresarial con una insolvencia definitiva.

En estos casos, hay que actuar de forma práctica, ya que de nada sirve llegar a acuerdos con el moroso si este no los va a poder cumplir.

El objetivo del acreedor, en estos casos será encontrar alguna solución alternativa al cobro en dinero.

Si el acreedor detecta que la solvencia definitiva del moroso está muy agravada, será aconsejable en algunos casos, intentar la recuperación de los bienes vendidos que nos permita al menos, no perder todo al cobrar una parte de la deuda. Siempre es mejor perder una parte, que perder la totalidad.

La entrega de las mercaderías, solo debe realizarse como alternativa al cobro de una deuda cuando el deudor quiera efectuar la entrega voluntariamente, como medio de extinción de la deuda.

Es evidente que las mercancías devueltas, y por tanto recuperadas, siempre tendrán algún valor, aunque hayan sufrido una depreciación por el paso del tiempo, o desgaste por el uso.

Por tanto, aunque los bienes hayan sufrido cierta obsolescencia y su coste de valor haya disminuido, siempre será mejor recuperar un tanto por ciento, que perderlo todo.

Esta entrega de las mercaderías siempre se debe documentar mediante un contrato o acuerdo escrito, en el que conste la situación de falta de liquidez para abonar las deudas impagadas y cuyo deudor ofrece la entrega de los bienes como forma de pago de la deuda.

A&A Impagados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies