La reintegración de bienes a la masa activa

La reintegración de bienes a la masa activa

A la Masa Activa Inicial, deben de añadirse los bienes que salieron indebidamente del Patrimonio del concursado, antes de la declaración del Concurso.

La Ley Concursal se limita a establecer reglas que faciliten el ejercicio de acciones revocatorias de los actos dispositivos perjudiciales de la Masa Activa.

Se trata por tanto, de acciones revocatorias que deberán ser ejecutadas por los acreedores, así como atacar todos los actos fraudulentos que hayan podido realizarse con la finalidad de eludir la responsabilidad patrimonial del deudor frente a sus acreedores.

Pero la Ley Concursal prevé igualmente atacar los actos dispositivos del deudor, que aun no siendo fraudulentos son perjudiciales para la Masa Activa, todas estas medidas permiten declarar la ineficacia de contratos lesivos.

Las acciones rescisorias por tanto, actuarán sobre contratos válidos.

La Ley Concursal regula unas acciones rescisorias especiales, que podrían calificarse como “Rescisorias Concursales” y permite simultáneamente el ejercicio de las acciones ordinarias.

Ambas tienen igual naturaleza y fundamento, pero mientras que las ordinarias requieren la prueba del perjuicio patrimonial y de daño a los acreedores, y la de fraude o intención de defraudar a los mismos; las propiamente concursales prescinden de todos o al menos de algunos de estos requerimientos, facilitando extraordinariamente su ejercicio.

Las Accione Rescisorias Concursales pueden ejercitarse contra actos realizados en perjuicio de la Masa Activa, en definitiva de los acreedores,por el deudor, en los dos años anteriores a la fecha de declaración del concurso, sin necesidad de probar el fraude.

El perjuicio patrimonial en estos casos se presume por Ley, sin admitir prueba en contrario en los actos dispositivos a titulo gratuito, salvo lo pagos y otros actos de extinción de obligaciones cuyo vencimiento fuese posterior a la declaración del concurso, siempre que se hayan realizado en los dos años anteriores.

Por excepción, para el ejercicio de acciones rescisorias concursales contra hipotecas inscritas a favor de Bancos, Cajas de Ahorro, o Entidades Oficiales de Crédito, no basta con que sean perjudiciales para la Masa Activa, es preciso además probar la existencia de fraude en la constitución del gravamen.

No cabe en ningún caso ejercer estas acciones rescisorias especiales concursales, contra los actos ordinarios de la actividad profesional del deudor, realizadas en condiciones normales, ni tampoco contra los actos comprendidos en el ámbito de Leyes Especiales reguladoras del sistema de pagos y compensación.

Por otro lado, no podrán impugnarse la constitución, aceptación o ejecución de las garantías constituidas a favor del Banco de España, del Banco Central Europeo, o de otros Bancos Centrales de países pertenecientes a la Unión Europea.

Tampoco pueden ser objeto de rescisión concursal, las garantías constituidas a favor de los créditos de Derecho Público y a favor del Fondo de Garantía Salarial, al estimarse que estas son justificadas en atención al indudable interés público y social de estas entidades.

A&A Impagados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies