Las enfermedades del pericardio y su valoración médico – laboral

Las enfermedades del pericardio y su valoración médico – laboral

El pericardio es una membrana que envuelve al corazón y a la parte próxima a los grandes vasos.

Ésta se compone de dos capas, una en contacto intimo con la superficie cardiaca y una segunda capa que recibe el nombre de pericardio parietal.
Dentro de las enfermedades del pericardio se encuentran diferentes síndromes que no son excluyentes entre si, como son la pericarditis aguda, el derrame pericárdico, el taponamiento cardiaco, y la pericarditis constrictiva.

PERICARDITIS AGUDA

Bajo este concepto se engloban las inflamaciones agudas de la membrana pericárdica, su origen puede ser múltiple, bien sea vírica, bacteriana, de causa inmunológica o neoplasia.

La evolución de este cuadro es muy variable. La mayoría evoluciona hacia la curación con tratamiento asintomático que consiste en reposo y aspirinas. En algunos casos se presentan recaídas en las semanas o meses posteriores. En escasas ocasiones evoluciona hacia otro de los síndromes anteriormente enunciados.

DERRAME PERICARDICO

Entre las dos capas del pericardio se encuentra un liquido seroso y podremos hablar de derrame pericárdico, cuando la cantidad de líquido sobrepase pase los 50 centímetros cúbicos, habitualmente se asocia a una pericarditis aguda.

La evolución del cuadro es variable y alrededor del 50% de los casos evoluciona de forma satisfactoria.

TAPONAMIENTO CARDIACO

Se da este tipo de pericarditis cuando hay una compresión agua del corazón por la presencia de derrame pericardico.

El tratamiento consistirá en la evacuación del líquido pericárdico y se acompañará de otras medidas dependiendo de la causa del mismo.

PERICARDITIS CONSTRICTIVA

En estos casos el corazón se encuentra encorsetado dentro de una estructura rígida que impide su relajación, se trata de una situación poco frecuente caracterizada por una limitación del drenado ventricular, secundario a una alteración del pericardio.

La forma clínica más común es de evolución crónica, predominando la disnea de forma muy similar a la insuficiencia cardiaca congestiva.

Tras la intervención quirúrgica, en la mayoría de los casos se observa una gran mejoría clínica y hemodinámica, aunque condicionada por el tiempo de evolución del cuadro.

¿CÓMO SE VALORAN LABORALMENTE?

En la mayoría de los casos se trata de procesos que con el tratamiento adecuado remiten, pero también puede darse éste de manera espontanea. 

La evaluación se realizará en función de la sintomatología presentada por el paciente, tipo de trabajo y posibilidades de tratamiento.

Singular situación es la de la pericarditis recidivante que en ocasiones requerirá la concesión de una Incapacidad Permanente, que deberá ser revisada periódicamente ya que muchos de estos pacientes tras un periodo más o menos largo de recaídas tienden a mejorar satisfactoriamente.

Jose Alberto Andrío

aa-indemnizaciones.com

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies