Las enfermedades mentales y la incapacidad laboral

LAS ENFERMEDADES MENTALES Y LA INCAPACIDAD LABORAL

La enfermedad  mental puede llegar a ser un proceso morboso que restringe la capacidad laboral hasta extremos invalidantes y con carácter permanente.

La enfermedad mental se diferencia de otros procedimientos morbosos porque puede producir un riesgo importante para terceros.
Los Tribunales se encuentran con grandes dificultades a la hora de establecer unos criterios esenciales por la existencia, en muchas ocasiones, de un uso inadecuado y a veces contradictorio de la terminología médica.

Igualmente por la dificultad en la percepción de los Dictámenes Periciales aportados, la mayoría de las veces contradictorios, y cuando la valoración de las enfermedades mentales es concurrente con otras enfermedades, el problema se complica considerablemente.

Dentro de las enfermedades mentales podemos distinguir:

Las depresiones.

Estas tienen una gran variabilidad, dependiendo del grado e intensidad de la sintomatología.
De especial importancia son los casos más graves, cuando se ven afectadas la concentración, atención, capacidad de reacción y manipulación de los impulsos vitales.

Los Tribunales suelen ser claramente restrictivos a la hora de reconocerles cualquier tipo de Invalidez, sin embargo en los casos más agudizados y con bastantes síntomas, llegan apreciar una Incapacidad Permanente Absoluta.

Las neurosis.

La Jurisprudencia es muy restrictiva para este tipo de enfermedad y se le niega ordinariamente su carácter invalidante, aunque en ocasiones concretas determinan la Incapacidad para determinadas tareas concretas.

Las demencias.

Entre ellas incluiremos la psicosis o demencias orgánicas, en que por regla general los Tribunales las consideran como situaciones jurídicas de Invalidez Absoluta o Total.
Mención aparte merecen las demencias tipo esquizofrenia o psicosis maniaco-depresivas, normalmente se les considera a estas lesiones como cuadros de gravedad, y se las considera ordinariamente como causa de Incapacidad Absoluta.

Los trastornos de personalidad y las Oligofrenias

No se pueden incluir de forma automática los trastornos de personalidad como causa de Invalidez, si bien es cierto que determinadas profesiones no deben de ser desempañadas por psicópatas ya que implican un grave riesgo para la sociedad.

La Oligofrenias se distinguen por los Tribunales entre aquellas que se clasifican como débiles mentales, la oligofrenia moderada y la oligofrenia profunda muy cercana a la imbecilidad.

De acuerdo con su sintomatología se otorgara mayor o menor grado de Invalidez.

Jose Alberto Andrío

aa-indemnizaciones.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies