Las parejas estables no casadas en Aragón

Las parejas estables no casadas en Aragón

La nueva realidad Social existente en Aragón durante los ultimo 30 años ha sufrido una grave metamorfosis pasando del concepto de familia matrimonial a otro mucho más extenso consistente en la unión de las parejas de hecho.Este nuevo fenómeno ha venido a sustituir parcialmente al matrimonio canónico de carácter religioso o al de carácter civil celebrado ante los Jueces o Alcaldes.Parejas de hecho en Aragón

¿Cómo se constituyen las parejas de hecho no casadas?

La Ley Aragonesa de parejas de hecho y el Código de Derecho Foral Aragonés considera parejas estables no casadas las formadas por mayores de edad entre las que existe una relación de afectividad análoga a la conyugal y que cumplan determinadas formalidades.De acuerdo con nuestro sistema la pareja de hecho  puede surgir de dos formas: por el mero hecho de la convivencia durante más de dos años de forma estable o por la simple declaración de voluntad de los pactantes que así lo declaran en escritura pública.La existencia de una pareja de hecho no se demuestra únicamente por el mero hecho de la convivencia, sino que se deben de cumplir cualquiera de los dos requisitos anteriormente señalados y su existencia puede ser demostrada mediante cualquiera de los medios de prueba que se admiten en derecho como pueden ser los testigos, documentos o los certificados de empadronamiento.Igualmente podrá ser acreditada una pareja de hecho por la escritura pública en la que se acepte la declaración de voluntad de ambos contratantes de constituir este tipo de unión.Aunque el hecho de la convivencia parece un elemento  fundamental es preciso que los miembros de la pareja no estén ligados por un anterior vínculo matrimonial, ya que en este caso no se podrá constituir una pareja estable no casada.Igualmente estará prohibido en determinada situaciones específicas, como son las uniones con parientes en línea recta por consanguinidad o adopción o los que tengan constituida una pareja estable con otra persona.En caso de ruptura de la pareja de hecho los contratantes no pueden volver a formalizar una pareja estable a través de escritura pública notarial hasta haber transcurrido seis meses correspondientes a la convivencia anterior y, en tal caso, nos encontraríamos con una unión carente de regulación.El vínculo matrimonial anterior de uno de los convivientes cuando subsiste, prohíbe la formación de la pareja estable según la normativa de la comunidad autónoma de Aragón.

Efectos personales

Los convivientes de una pareja de hecho no tienen nunca el estado civil de casados, ni surge ningún tipo de relación de parentesco por afinidad con las familias de los convivientes.Las parejas estables no casadas según el Código de Derecho Foral Aragonés podrán adoptar conjuntamente y podrán regular su régimen económico mediante la conclusión de pactos convivenciales que afecten a las relaciones personales y económicos de los miembros.

Régimen económico de la pareja de hecho y efectos patrimoniales

El régimen económico de la pareja se sujeta, en primer lugar, a una completa y absoluta libertad de pactos de los convivientes en la que ambos tendrán la obligación de contribuir al mantenimiento de la vivienda y gastos comunes con sus recursos y en proporción a sus ingresos respectivos, y en los supuestos de insuficiencia de éstos con sus respectivos patrimonios.Dentro de estos gastos comunes pueden entenderse comprendidos los necesarios para su mantenimiento y el de los hijos comunes o no que convivan con ellos, incluyéndose aquí el derecho a alimentos, educación y atención médico – sanitaria, así como el de vivienda. La regulación de las relaciones entre los miembros de la pareja estará sujeto al principio de absoluta libertad de pactos de ambos para constituirla como tengan más conveniente, bien sea mediante un convenio o acuerdo escrito o cualquier tipo de instrumento jurídico que no sean las capitulaciones matrimoniales.Estos pactos nunca podrán ser contrarios a la Ley o atentar contra la dignidad de las personas.Ambos miembros conservarán íntegramente la propiedad de sus bienes, sin perjuicio de que puedan tener bienes en común y en el caso muy frecuente de que se decida comprar conjuntamente una vivienda resultarán co- propietarios de la misma forma que si lo deciden dos amigos o socios.Nada impide que estos pactos, si la pareja decide casarse puedan ser considerados posteriormente como capítulos matrimoniales.Ambos miembros de la pareja siempre responden solidariamente de las obligaciones vinculadas ante terceras personas, si se adecuan a los usos sociales; en cualquier otro caso, tan solo respondería quien hubiera contraído la obligación.

¿Cómo se extingue la pareja de hecho?

En primer lugar, por la muerte o declaración de fallecimiento de uno de sus integrantes, igualmente, de común acuerdo o sin existir éste por decisión unilateral o por separación de más de un año. Igualmente se extinguirá por el matrimonio de uno de sus miembros y cualquiera de ambos podrá proceder unilateralmente a su revocación notificándolo de forma fehaciente al otro.

¿Ruptura con hijos comunes?

El Código de Derecho Foral de Aragón regula las relaciones familiares en los caso de ruptura de la convivencia de los padres con hijos a cargo, incluyendo los supuestos de separación, nulidad y divorcio y los que versen sobre la guarda y custodia de los hijos menores.Se trata, en definitiva, de regular las consecuencias de la ruptura en relación a la descendencia común con independencia de las consecuencias económicas de la ruptura sobre la pareja.La forma de materializar a quién se atribuye la custodia de los hijos en las parejas de hecho será a través de un procedimiento de medidas provisionales idéntico a los existentes para los hijos matrimoniales. En dicho incidente se regulará con quién quedarán los niños, cuál será la cuantía que tiene que pasar un cónyuge por alimentos del hijo, a quién se atribuirá la custodia, si está será monoparental o compartida, cómo se ejercerá el derecho de visitas y comunicaciones y cómo se repartirán los gastos extraordinarios en el supuesto de que los haya.

¿Caben pensiones compensatorias en Aragón?

El Código de Derecho Foral establece bajo el término de asignación compensatoria a una prestación económica muy similar a la existente en el Código Civil conocida como pensión compensatoria para los supuestos de ruptura matrimonial.

Consecuencias económico- patrimoniales de la ruptura

Cuando el conviviente ha contribuido económicamente o con su trabajo y se produce la ruptura de la pareja estable no casada, ésta puede tener derecho a que se le indemnice.Igualmente en el supuesto en el que el conviviente, sin retribución o con ésta pero muy modesta se ha dedicado al hogar o a los hijos del otro conviviente.El legislador aragonés permite paliar las situaciones de desequilibrio injustas y que puedan dar lugar a un enriquecimiento de uno de los miembros de la pareja de hecho.La compensación puede consistir en una suma a tanto alzado de dinero, a una atribución patrimonial o a una pensión mensual.La teoría en qué se basa normalmente la Ley es la del principio de enriquecimiento injusto o de defensa del más débil de los convivientes para la fijación de esa indemnización compensatoria.La cuantía de la compensación se ponderará equilibradamente en relación con la duración de la convivencia, sin embargo, el principal fundamento determinante del fundamento del derecho es el desequilibrio.La posibilidad de pedir compensación está sujeta a un corto plazo de caducidad de un año desde que se disuelve la pareja.

Efectos laborales

El reconocimiento de las uniones de hecho como situación jurídica a proteger ha propiciado al reconocimiento de determinados derechos laborales en el ámbito del trabajo, con el consiguiente reconocimiento de los mismos derechos a las parejas de hecho que a los matrimonios.En los convenios colectivos determinadas cláusulas protegen a las parejas de hecho reconociendo a título de ejemplo días de licencia a título de entierro, supuestos como intervenciones quirúrgicas, lo cual supone, en cierto modo, una encubierta equiparación de derechos con la figura del matrimonio.

Fallecimiento de uno de los convivientes

El miembro superviviente de la pareja de hecho en caso de fallecimiento del otro miembro tendrá derecho, cualquier que sea el contenido de la escritura de constitución, del testamento o de los pactos sucesorios, al mobiliario, útiles o instrumentos de trabajo que constituyan el ajuar de la vivienda conyugal, excluyéndose las joyas o los objetos artísticos de valor extraordinario o los bienes de procedencia familiar.El sobreviviente podrá residir gratuitamente en la vivienda habitual durante el plazo de un año.

Pensión de viudedad

En Aragón existirá el derecho a la pensión de viudedad siempre que la pareja de hecho esté inscrita en el Registro de la Diputación General de Aragón con una antigüedad de al menos dos años.Es decir que se exige convivencia marital y una inscripción administrativa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies