Las psicosis exógenas y su valoración laboral

Las psicosis exógenas y su valoración laboral

Las psicosis exógenas son las que mayor problemática y complejidad van a ofrecer a la hora de su valoración diagnóstica determinación de su origen y terapias a utilizar.

Igualmente será difícil su pronóstico y la definición del curso de la enfermedad.

Se denominan exógenas porque están producidas por factores externos. Dentro de este grupo de psicosis hay que descartar las formas agudas que no tienen interés para las incapacidades ya que suelen ser reversibles no dejan lesión ni secuela alguna una vez que cese el agente que las causó.

Sin embargo, hay tipos de reacción exógena incluida como estado psicótico ligado o no, a otros procesos orgánicos que adquieren un curso crónico o con brotes muy frecuentes.

Estos psicosíndromes orgánicos como consecuencia de lesiones cerebrales activas o residuales que se incluyen como psicosis exógenas posiblemente atendiendo al origen externo del proceso.

La gran variedad de síndromes hace imposible tratar de establecer una línea de actuación respecto al tratamiento que debe darse a estos cuadros en relación con la invalidez.

Hay psicosindromes muy focales o locales que afectan a parcelas muy concretas de la esfera psíquica, los hay que tienen mayor incidencia sobre los instintos y otros se limitan a trastornos anímicos o de conducta.

¿CUÁL ES SU SINTOMATOLOGIA?

Estos cuadros se inician bruscamente, aunque pueden no ser evidentes desde el principio cuando son de ligera intensidad.

Generalmente son reversibles si remite la patología subyacente, pero algunos pueden evolucionar hacia un síndrome orgánico crónico, como cuando una psicosis post-traumática deja al descubierto una demencia.

Los síntomas comunes más importantes son los siguientes:

  • Alteraciones a nivel de conciencia

  • Alteraciones psicomotoras

  • Trastornos del pensamiento

  • Alteraciones emocionales

  • Trastornos de memoria

  • Alteraciones en la percepción

En relación con una invalidez cada psicosis exógena exige:

  • Diagnóstico y origen. Debe definirse el proceso patológico como tipificado o no, es decir, si pueden encuadrarse entre alguno de los conocidos o se trata de algún síndrome complejo o poco habitual.

El factor de determinar el primer el elemento necesario, aunque no suficiente para poder establecer el curso previsible

  • Estudio de cada una de las principales funciones de la esfera psíquica, y por tanto, de la intelectiva, cognitiva, volitiva y afectiva

  • Seguimiento al menos durante un año para tipificar su curso

  • Posibilidades de rehabilitación y readaptación del sujeto, como parte del tratamiento y antes de considerar que el mismo está agotado

  • Determinar si afecta la enfermedad o hay compatibilidad psicofísica para la ejecución del trabajo del operario, determinar si afecta a la seguridad propia o de terceros, y cómo incide en el rendimiento, calidad y fiabilidad

Los principales problemas que se plantean en relación a las incapacidades laborales producidas por psicosis exógenas es la imposibilidad muchas veces de poder determinar la verdadera enfermedad o síndrome que padece, resultando demasiado ambiguo y genérico la expresión de psicosis exógena.

En segundo lugar, será necesario establecer el curso de la enfermedad, lo cual es imprevisible en muchos casos, para poder afirmar que la lesión es irreversible y finalmente como afecta el trabajo habitual o cualquier trabajo en general.

La prueba resulta muy difícil en estos casos y se hacen necesarias pruebas periciales muy cualificadas tanto de tipo psiquiátrico clínico como de carácter médico legal.

José Alberto Andrío

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies