Lesiones catastróficas: definición.

Las lesiones catastróficas, se definen como una lesión grave o muy grave, resultante de un accidente. Este puede ser bien automovilístico, bien un resbalón, un accidente de trabajo, o bien una caída accidental.

Este tipo de lesiones, son una mucho más graves, por poner un ejemplo que un hueso fracturado o un simple desgarro.

Las lesiones catastróficas, se definen, por la pesada carga financiera y emocional que suele imponer a la víctima.

Cuando una persona sufre esta situación, lo más probable es que requiera múltiples procedimientos quirúrgicos, visitas a Médicos Especialistas y costosos tratamientos rehabilitadores.

El Proceso de Recuperación, puede ser largo, duro y costoso y tardar meses o incluso años.

Ejemplo de lesiones catastróficas podrían ser, un traumatismo craneoencefálico, una lesión cerebral grave, lesiones en la médula espinal, o quemaduras muy graves.

Estas últimas, pueden dejar su huella a través de grandes cicatrices físicas, que perdurarán durante el resto de la vida de la víctima.

El tener que convivir con un constante recordatorio del dolor, no hace sino aumentar el trauma del accidente. La persona involucrada, en una lesión catastrófica, tendrá que atender primariamente a su Recuperación y posteriormente su Rehabilitación.

Desgraciadamente, hay pocas maneras de conseguir el resarcimiento completo de los daños morales y económicos, cuando se ha sufrido una situación de este tipo, y lo normal es que la víctima, tenga que emprender acciones legales para tratar de que se le indemnice.

Hablar con un abogado, será por tanto, una de las primeras medidas que deberá tomar, para saber cuales son sus derechos, obtener información adecuada, y establecer un Plan, que tiendrá como meta, conseguir el pleno resarcimiento de tú situación catastrófica.

Obtener información sobre como presentar tu caso será, por tanto, una de las primeras acciones que tendrás que tomar. Tu abogado deberá ser capaz, de establecer un itinerario y plantear las diversas opciones, que tienes al alcance.

Es evidente que si otra persona o empresa, ha sido la causa subyacente de tus daños, esta, deberá indemnizarte y de esta forma, ayudar a recuperar parte o la totalidad de los daños financieros y emocionales que has sufrido.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies