Lesiones preexistentes: invalidez y minusvalía reconocida

Lesiones preexistentes: invalidez y minusvalía reconocida

Existe otro supuesto en el que se puede reconocer prestaciones por Incapacidad Permanente por lesiones del trabajador anteriores al Alta o Afiliación en la Seguridad Social.

La Ley dispone que las reducciones anatómicas o funcionales no impidan la calificación de la situación de Incapacidad Permanente cuando se trate de personas minusválidas, y con posterioridad a la Afiliación tales reducciones se hayan agravado.

Esta agravación puede provocar que por sí mismas, o por concurrencia con nuevas lesiones o patologías, se disminuya o anule la capacidad laboral del trabajador.

En estos casos se deberá conceder la prestación por Incapacidad Permanente, siempre que se demuestre que se han agravado con posterioridad a la Afiliación del trabajador al Sistema Público y siempre que el lesionado haya obtenido la declaración de minusvalía en el nivel no contributivo, tenga  o no tenga derecho a pensión.

Loa protección en los casos en que la lesión constitutiva de minusvalía se haya agravada por el transcurso del tiempo, es aplicable también a los supuestos en que el empeoramiento se haya producido como consecuencia de un accidente o la concurrencia de otras lesiones.

En estos casos se produce una nueva situación en el estado del inválido, que debe ser valorado en su conjunto a efectos de la pertinente Incapacidad laboral.

No obstante lo expresado anteriormente, debe señalarse que existen algunas Sentencias de nuestros Tribunales, en reclamación de Incapacidades Permanentes, en las que no se exige que haya habido una declaración de minusvalía antes de su inclusión en el nivel contributivo de la Seguridad Social.

En estos casos solo se requiere que al trabajador le fuese diagnosticada la enfermedad o las lesiones previas y que éstas se hayan agravado una vez afiliado al Sistema, ya que aunque inicialmente sus dolencias no impedían prestar su servicio, posteriormente se convierten, tras el empeoramiento  en una situación invalidante.

A este respecto el Tribunal Supremo ha declarado que cuando las lesiones anteriores a la afiliación se agravan después de practicarse ésta, o provocan otras, debe ser  valorado la aptitud laboral que conserva el enfermo.

Debe ser tomada en consideración no solamente la reducción de su capacidad inicial, sino la que con carácter absoluto les queda, esto es, la que mantienen por razón de todas las secuelas que presenta, aun cuando muchas fuesen anteriores a su afiliación e incluso de origen congénito.

Jose Alberto Andrío

aa-indeminizaciones.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies