Liquidación de la sociedad de gananciales: ¿cómo se efectúa judicialmente?

Liquidación de la sociedad de gananciales: ¿cómo se efectúa judicialmente?

La liquidación de la Sociedad de Gananciales es uno de los procesos más complejos y espinosos que dimanan de las crisis matrimoniales de Separación o Divorcio.

Cuando los cónyuges no se logran poner de acuerdo sobre cuáles son las valoraciones de los bienes o discrepan en cómo partirlos y realizar las adjudicaciones, procederá que se liquide el Régimen Económico Matrimonial ante los Juzgados que hayan tramitado la Separación o Divorcio.

La liquidación no podrá solicitarse hasta que no sea firme la resolución que declare disuelto el Régimen Económico matrimonial.

Una vez iniciada la Separación o Divorcio o iniciado el proceso en que se haya demandado la disolución del Régimen Económico Matrimonial, cualquiera de los cónyuges podrá solicitar la formación de inventario.

Esta solicitud deberá acompañarse de una propuesta en la que se hagan constar las diferentes partidas que deben incluirse en el inventario.

El Juzgado señalara en el plazo de 10 días una comparecencia a la que deberán de acudir los cónyuges para la formación del mismo.

Cuando alguno de ellos no comparezca, sin causa ni motivo, se entenderá por conforme con la propuesta que efectúe el cónyuge que haya comparecido.

Cuando la formación del inventario se suscite alguna controversia sobre que bienes deben ser incluidos o excluidos, o sobre el importe de cualquiera de las partidas, el Secretario citara a los interesados para un Juicio Verbal.

La Sentencia que se dicte resolverá sobre todas las cuestiones planteadas y aprobara el inventario de la comunidad matrimonial.

Igualmente dispondrá de lo que sea procedente sobre la administración y disposición de los bienes comunes.

Concluido el inventario cualquiera de las dos partes podrá solicitar la liquidación del mismo, lo cual deberá hacerse mediante una propuesta de liquidación, propuesta que incluya el pago de las indemnizaciones y reintegros debidos a cada cónyuge y la división de lo que sobre en la proporción que corresponda.

En la formación de los lotes, se deberá tener en cuenta las preferencias adjudicativas que establece el Código Civil.

Una vez Admitida esta solicitud señalará una comparecencia al objeto de alcanzar un acuerdo.

Cuando no fuese posible por ser las posiciones de las partes muy lejanas, deberán designar un partidor y en su caso peritos para la práctica de las operaciones divisorias.

Si alguno de los cónyuges no acudiera a este acto se tendrá por conforme con la propuesta de liquidación que efectúe el otro. Si ambas partes están de acuerdo se levantará acta de conformidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies