Los 10 síntomas más frecuentes que afectan a los niños en el divorcio

Los 10 síntomas más frecuentes que afectan a los niños en el divorcio

Entre los menores de 10 años, existe un grupo de síntomas relativamente frecuentes de afectación por la Crisis Matrimonial sufrida por sus padres y que se manifiesta en algunos de los siguientes rasgos que te señalaremos a continuación:

1. Apatía: se acusa normalmente en las tareas escolares, que no les gusta realizar a los niños, como los deberes del colegio, con la consiguiente bajada de su rendimiento escolar. Igualmente, se puede mostrar cierta desgana en su aseo diario, como en el vestirse, u ordenar sus pertenencias.

2. Depresión: No será infrecuente la aparición de tristeza, desgana o angustia, cuando el factor que origina esta depresión es el propio Divorcio, se notará al poco tiempo.

3. Regresión: El niño retrocede a una etapa previa de desarrollo, vuelve a no comer ni vestirse solo, y habla de forma más infantil. Desea regresar a una etapa en la que era feliz.

4. Negación: Mecanismo por el que el niño niega de forma racional la existencia del problema, diciendo, por ejemplo, que su padre no se ha marchado.

5. Conducta Antisocial: el niño adoptará una actitud rebelde y con ciertos comportamientos antisociales oanticívicos, intentando, de este modo llamar la atención y sentirse alejado del problema familiar.

6. Indiferencia: El niño aparenta que no le importa el problema. Tiene el mismo significado que la negación.

7. Fugas de la casa: con la ilusión y la esperanza de que su padre, al ver su tristeza y desolación, regrese al domicilio.

8. Fobia a la Escuela: También llamada “Angustia de Separación”, es la ansiedad de la primera ruptura prolongada del contacto con la madre. La manifestación más típica, está en el niño que iba al cole sin ningún tipo de problemas, vuelve a convertir cada mañana en un suplicio, con todo tipo de llantos, lamentos, pataletas y quejidos.

9. Sentimiento de Culpa sin justificación: El niño piensa que él es el culpable. En ocasiones puede provocar reacciones en las que se trata de auto-castigar, e incluso auto-lesionarse, para intentar paliar la hostilidad que siente contra sus padres, por haberse separado.

Por ello, es el origen de muchos accidentes de algunos niños psico-traumatizados.

En ocasiones acusa falsamente al padre o a la madre contra el otro, para conseguir de esta forma que se relacionen, aunque sepa que es para censurarse recíprocamente.

10. Explotación de los Padres: Es el caso típico del padre de fin de semana, que pasa unas pocas horas con sus hijos, y piensa que para el poco tiempo disponible que tiene con ellos, no les va a pedir cuentas de los suspensos que han sacado en el colegio, y piensa, en su interior “Que lo haga su madre, que es la encargada de su educación”.

El niño se da cuenta de la situación y lo utiliza en beneficio propio, diciendo por ejemplo: “He suspendido porque os habéis divorciado”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies