Los acuerdos informales

Los acuerdos informales

La Ley de Propiedad Horizontal, ordena que los acuerdos de la Junta de Propietarios se reflejen en un Libro de Actas sellado por el Juzgado correspondiente al lugar donde este inscrita la finca o bien sea  legitimado ante Notario.

Esta exigencia de tipo formal, habrá de ser cumplida rigurosamente por el Presidente de la Comunidad o por el Administrador y Secretario de la misma.

Los acuerdos conseguidos en la Junta, tendrán que ser transcritos al Libro de Actas, donde se deberá expresar quienes son los asistentes, la fecha y hora de celebración, si es en primera o segunda convocatoria y todas las demás incidencias de importancia que ocurran en la sesión.

Igualmente, deberán de reseñarse, cuáles son las cuotas de participación de los propietarios asistentes, la forma en que se han adoptado los acuerdos, las protestas formuladas por alguno de los vecinos si las hubiese, y la suscripción del Acta por los asistentes.

Aunque este último elemento puede ser subsanado por la firma del Presidente y del Secretario de la Comunidad, que en la mayoría de los casos suele ser un Administrador de Fincas.

De esta forma, se garantiza tanto a la Comunidad como a cualquier copropietario de la misma, que con tales datos reflejados en el Libro de Actas, puedan disponer de todos los elementos necesarios y precisos para el ejercicio de la impugnación de los acuerdos que la Ley les concede.

Conocimiento del que se carecería si tal transcripción no se ha verificado.

La inobservancia de estas normas, puede determinar la nulidad de pleno derecho de los acuerdos que se tomen carentes de estas formalidades.

No son infrecuentes las situaciones en que se toman acuerdos en el denominado turno de Ruegos y Preguntas.

Y aunque podrían adolecer del defecto formal, puesto que no constan en la citación de la Junta, y no se ha reseñado cuales van a ser los temas tratados, lo cierto es que no por ello, se produce la inexistencia del acuerdo, siempre que este se halle dentro de las atribuciones de la Junta, sea aprobado y posteriormente, adquiera firmeza por no ser impugnado por ninguno de los copropietarios.

                                                                                                        A&A Abogados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies