Los convenios reguladores extrajudiciales

Los convenios reguladores extrajudiciales

Los Tribunales vienen admitiendo la validez de los Convenios Reguladores extrajudiciales pactados por las partes para regular sus relaciones personales y patrimoniales durante la Separación de Hecho.

El cumplimiento es susceptible de ser exigido ante los Tribunales, éstos conceden plena eficacia a aquella parte de los mismos en que se contiene la liquidación del régimen económico matrimonial de Separación de Bienes, o se pacta un complemento de cantidades atribuido a uno de los esposos.

Pero igualmente lo admiten cuando se trata de atribuciones patrimoniales de naturaleza alimenticia o compensatoria.

La Dirección General del Registro y del Notariado ha afirmado que los acuerdos de separación amistosa que incluyen estipulaciones relativas a pensiones compensatorias son absolutamente legales, aunque no hayan sido homologadas judicialmente.

Idéntico sentido tienen las propuestas de Convenio Regulador para presentar en proceso matrimonial, que no quedan en ningún caso supeditadas o condicionadas a su eficacia a que se haga la homologación judicial.

Los cónyuges en contemplación de su crisis matrimonial, que puede desembocar en separación o divorcio, pueden celebrar convenios sobre cuestiones sobre las que tengan la libre disposición, entre las cuales se encuentran las económicas o patrimoniales.

Estos acuerdos son auténticos negocios jurídicos de derecho de familia y tienen carácter contractual, por lo que para su validez han de concurrir los requisitos estructurales exigidos por la Ley.

Se trata en definitiva de una manifestación del libre ejercicio de la facultad de autorregulación de las relaciones privadas, que no está condicionado en su validez y fuera vinculante entre las partes a la aprobación y homologación judicial.

Ningún obstáculo puede haber de que el convenio regulador no presentado ni aprobado judicialmente en un proceso de separación, adquiera valor entre las partes como negocio jurídico de familia, siempre que hayan concurrido los requisitos esenciales del consentimiento el objeto y la causa.

El que el Convenio carezca de aprobación judicial no impide el que tenga fuerza como negocio jurídico.

Ahora bien la exigibilidad del cumplimiento de tales acuerdos no afecta al interés prevalente de los hijos menores, ya que en este aspecto los pactos de los padres no vinculan a los Jueces.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies