Efectos negativos del divorcio en el hombre

Efectos negativos del divorcio en el hombre

El divorcio puede tener un grave efecto, no solo emocional, sino financiero y poder dejar a las personas, quebradas económicamente y sin esperanza.

Cuando los cónyuges optan por el Divorcio, puede decirse que estos, no se entienden y que por tanto, se van a separar y cesar su convivencia conyugal.

En muchas ocasiones esta separación, significa una quiebra de la promesa de vivir juntos para siempre, hasta que la muerte los separe, puesto que la mayoría de las personas creen en el compromiso de por vida.

El matrimonio, es una institución y para mantenerse en el mismo, se deben hacer continuos esfuerzos y ajustes en la conducta de cada uno de los dos cónyuges.

Un estudio experimental realizado en Canadá hace no muchos años, sobre una gran muestra poblacional, reveló que los efectos del Divorcio, eran distintos en hombres y mujeres.

Mientras que para las mujeres, las posibilidades de caer en depresión eran pequeñas, para los hombres, comparados con otros que estaban casados, los porcentajes se disparaban.

El número de posibilidades, por tanto, de caer en la depresión, de estos últimos, era de seis veces mayor, que sus homónimos que están casados.

Por el contrario, para las mujeres el Divorcio suele tener unas consecuencias más profundas en el terreno económico, ya que tienen más posibilidades de padecer una pérdida sustancial de recursos económicos, lo que podríamos denominar como una depresión en sus finanzas.

Según las estadísticas, la mayor parte de los divorcios, los inician las mujeres, aunque los efectos son evidentemente traumáticos en ambos sexos. Pero los mayores problemas comparando mujeres con hombres, vienen por las nuevas relaciones.

Para la mayoría de las mujeres es muy fácil volver a hacer nuevos amigos y compartir pensamientos y sentimientos con otras personas, mientras que para los varones, un divorcio significa quedarse en tierra de nadie. Los amigos están ahí, pero hablar de asuntos personales, suele llegar a ser un asunto muy embarazoso, para los hombres.

La etiqueta o estigma social de divorciado, suele ser mejor llevado por las féminas que por los hombres, estos últimos, suelen ver como su vida social se reduce de repente y de forma drástica y puede decirse que la ruptura matrimonial es más complicado para el ego masculino, que para el contrario.

Por último abordaremos el tema de la depresión, que no puede ser ignorado y que para los hombres suele significar en ocasiones, quedarse sin familia, sin hijos y sin techo y no solamente sin esposa.

Si a todo esto añadimos, la responsabilidad financiera adicional, con las cargas propias del Divorcio, nos encontraremos con que los efectos adversos de una separación traumática, son  mucho más perjudiciales emocionalmente para los varones, que para las mujeres.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies