Los informes bancarios

Los informes bancarios

Las entidades financieras suelen facilitar información muy concreta y valiosa sobre el cliente que investigamos, puesto que disponen de informes de su solvencia real y conocen cual es el volumen de sus negocios, así como todas las incidencias de pago a lo largo de la evolución e historia reciente de la empresa.

Los Bancos tienen información directa de bases de datos de los morosos, lo cual les permite conocer la situación actual de cualquier cliente.

Pero desgraciadamente los mismos son muy reacios a facilitar información de sus clientes. Por tanto, la mejor forma de obtener buena información es acudir al mismo banco facilitado por el informado.

En la actualidad es muy frecuente que tanto la persona que solicita informes, como el cliente del que se solicita, funcionen con una misma Entidad Financiera.

La información que interesa conseguir es la de si tiene impagados e incidencias de los mismos, si el cliente tiene descuento bancario o pólizas de crédito.

Toda esta información nos demostrará si se trata de un cliente que tiene crédito bancario.

Otro medio utilizado para obtener información de un futuro cliente, es solicitar y conseguir información de otros proveedores suyos.

Normalmente las empresas suelen existir para que se produzca una distorsión de la información, es si el cliente al que solicitamos referencias tiene una relación o vinculación muy estrecha con el investigado, ya que en este caso nos puede facilitar información errónea o tendenciosa.

En todos los sectores, existen determinados medios de información que aunque son informales, sirven para detectar precozmente riesgos de insolvencia e impagados.

Pero el mejor informe que puede solicitar la empresa que tiene que otorgar el crédito, es visitar al propio cliente en su medio habitual, comprobando tanto su actividad económica como sus instalaciones actuales, y en el caso de que sea necesario, entrevistarse con los directivos de la empresa y hacerles las preguntas adecuadas.

Una información infrecuente y que no se suele utilizar, es preguntar al arrendador del local de negocio, si el futuro cliente paga puntualmente sus alquileres.

Con toda esta información el Administrador de Riesgos siempre podrá decidir con conocimiento de causa, si es posible la concesión de crédito comercial al cliente investigado.

A&A Impagados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies