Moroso que no figura como tal en la convocatoria de junta

La Ley de Propiedad Horizontal, establece que los propietarios que en el momento de establecerse la Junta, no se encontrasen al corriente en el pago de todas las deudas vencidas con la comunidad y no hubiesen impugnado judicialmente las mismas o procedido a la consignación judicial o notarial de la suma adeuda, podrán participar en sus deliberaciones si bien no tendrán derecho a voto.

El Acta de Junta, reflejara a los propietarios privados del derecho voto, cuya persona y cuota de aplicación en la comunidad no será computada a efectos de alcanzar las mayorías exigidas por la ley.

La convocatoria a la Junta, la hará el Presidente con indicación de los asuntos a tratar, el lugar, día y hora en primera o en su caso segunda convocatoria y en la misma se contendrá una relación de los propietarios que no estén al corriente de las deudas vencidas y se advertirá de la privación del derecho de voto a quien no está al corriente.

Por tanto, el propietario moroso deberá ser advertido en su condición de tal, en la convocatoria de la junta de propietarios, a efectos de que sepa que no obtendrá derecho a votar aunque si tendrá derecho a participar en las deliberaciones.

El problema se plantea cuando en la convocatoria no se designan quien son los propietarios morosos y las consecuencias de la privación del derecho de voto. Esta exigencia de la ley de acompañar la relación de propietarios que no están al corriente del pago, es causa de considerar nula la convocatoria efectuada, cuando se haya producido el incumplimiento en cuanto a la designación de los morosos.

El propietario moroso, en todo caso debe conocer antes de la convocatoria su propia situación, si tiene la cualidad de votante o no y la situación del resto de los votantes, ya que tratándose de acuerdos esenciales para la vida de la comunidad y existiendo exigencia legal de determinadas mayorías para determinar acuerdos, esto puede incidir sobre la voluntad del copropietario moroso de asistir a la reunión o no.

El propietario que no está al corriente, siempre puede consignar el dinero adeudado bien judicialmente o en sede notarial, o en el propio despacho del Administrador de la Comunidad.

Los Tribunales han venido señalando que las consecuencias de una convocatoria donde no señalen la relación de los vecinos morosos para participar en la Asamblea General, es nula en sí misma.

El propietario que no sea advertido de su condición de moroso en la convocatoria, no podrá ser privado de su derecho al voto, siendo esta la principal consecuencia de esa convocatoria defectuosa.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies