Parejas de hecho: ¿cabe pensión compensatoria?

 

Parejas de hecho: ¿cabe pensión compensatoria?

Las parejas de hecho son una opción frecuente  en nuestra sociedad que ha ido tomando fuerza en los últimos tiempos.

En la actualidad no existe en el territorio español una normativa propia y exclusiva de carácter global que regule unitariamente estar realidad social, papel que ha sido recogido por las diferentes Autonomías, con regulaciones especificas.

La pensión compensatoria tiene como exclusiva finalidad regular el desequilibrio económico que se produce entre las partes cuando existe una crisis grave de familia que desemboca en Separación o Divorcio.

Por tanto podemos afirmar que no puede existir pensión compensatoria en las uniones de hecho, ya que les falta el requisito previo de que se haya contraído matrimonio con anterioridad.

Esto no es obstáculo para que las partes puedan pactar aquellos acuerdos que consideren convenientes en caso de ruptura.

Dado que las uniones de hecho no equivalen a matrimonio legalmente, no se les puede reconocer los mismos efectos que a éste.

No obstante lo anterior existen vías jurídicas para la obtención de indemnizaciones ante la ruptura de una unión de este tipo, eso sí, siempre que concurran los requisitos que la Jurisprudencia ha delimitado para las acciones de enriquecimiento injusto.

A través de este tipo de acciones se podrán resolver las cuestiones económicas que pudieran derivar de la ruptura de la unión civil, pero se deberá excluir en todo caso, la analogía con las pensiones compensatorias derivadas de una relación matrimonial.

No hay nada más paradójico que imponer una compensación económica por la ruptura a aquella persona que no quiso acogerse al régimen jurídico del matrimonio, que permite esa compensación por separación o divorcio.

Ello no impide que haya mecanismos de obtención de indemnizaciones al amparo de los Principios Generales del Derecho en los casos de disolución de uniones de hecho.

Siempre habrá de estarse a la existencia de pactos, promesas o la creación y el sostenimiento de situaciones de hecho, que por la vía de los hechos concluyentes se puede decir que hubo en ese proyecto de vida en común y que han producido una evidente pérdida de oportunidad que fundamentaría un empeoramiento que ha de calificar ese desequilibrio entre las partes.

Aunque no cabe pensión compensatoria, sí que pueden existir pensiones reparadoras tras la tramitación del proceso legal que corresponda, para lo cual se deberá de reconocer judicialmente la existencia de la Unión de Hecho, siempre que la parte que lo solicite se haya dedicado con continuidad al cuidado de la familia o haya participado en actividades mercantiles, industriales o profesionales del otro compañero.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies