mercantil-b

 

VOLVER A PREGUNTAS FRECUENTES

 
Preguntas Frecuentes sobre derecho MERCANTIL

1. Soy dueño de una empresa dedicada a la fabricación y montaje de armarios a medida. Hace unos meses varios de mis empleados se despidieron repentinamente, pasando a crear otra empresa dedicada a la misma actividad. Esta empresa ha logrado captar clientes al ofrecerles mejores condiciones, utilizando sus dueños los conocimientos adquiridos durante todos los años que trabajaron en la mía, haciendo uso de datos guardados en mis archivos, de mi cartera de clientes, de mis proveedores… Además, el logotipo y los colores distintivos de la nueva empresa son similares a los de la mía, creando con ello una confusión entre la clientela, logrando crear una sensación de continuidad o identidad de ambas empresas. Desde entonces he perdido clientes, con las consiguientes pérdidas económicas. ¿Qué puedo hacer?

El principio general de libertad de empresa y el consiguiente principio de libertad de competencia está limitado por normas que establecen los mecanismos precisos para impedir que tal principio pueda verse falseado por prácticas desleales, susceptibles, eventualmente, de perturbar el funcionamiento concurrencial del mercado. La apertura de nuevos mercados, la emancipación de nuestra vida mercantil de vínculos corporativos y proteccionistas y una mayor sensibilidad de nuestros hombres de empresa hacia la innovación de las estrategias comerciales han abierto nuevas expectativas a nuestra economía, pero al propio tiempo han puesto de manifiesto el peligro de que la libre iniciativa empresarial sea objeto de abusos, que con frecuencia se revelan gravemente nocivos para el conjunto de los intereses que confluyen en el sector: El interés privado de los empresarios, el interés colectivo de los consumidores y el propio interés público del Estado al mantenimiento de un orden concurrencial debidamente saneado. La ley de Competencia Desleal contiene una cláusula general sobre el concepto de competencial desleal, tipificando ampliamente los actos concretos de competencia desleal (actos de imitación, de explotación de la reputación ajena, de violación de secretos ). Al estar ante un acto claro de competencia desleal puedes ejercitar ante la autoridad judicial cualquiera de las acciones previstas en la Ley de Competencia Desleal: declarativa, de cesación, de remoción, de rectificación, de resarcimiento de daños y perjuicios y de enriquecimiento injusto). Deberías solicitar también al Juez la cesación provisional de la actividad de la empresa constituida por tus antiguos empleados, para evitar los daños irreparables que su funcionamiento podrían ocasionarte durante el tiempo que durase el proceso, en cuyo caso, el proceso sería inútil.

2. Me gustaría vender unas participaciones de las que soy titular en una Sociedad de Responsabilidad Limitada. Estoy casado y el régimen económico de mi matrimonio es el de gananciales. ¿Puedo proceder a la venta de las participaciones sin el consentimiento de mi mujer?

El Código Civil establece como regla general la cogestión de los bienes gananciales, si bien, el propio texto legal contiene algunas excepciones, entre ellas la de la validez de los actos de disposición de dinero o título valores realizados unilateralmente por el cónyuge a cuyo nombre figuren o en cuyo poder se encuentren. Si se trataran de acciones de una Sociedad Anónima podrías disponer de ellas sin necesidad del consentimiento de tu mujer, pero al tratarse de participaciones de una Sociedad de Responsabilidad Limitada, al no ser un título valor, es necesario el consentimiento de ambos cónyuges.

3. ¿Puedo constituir una Sociedad de Responsabilidad Limitada de un solo socio?

El actual ordenamiento jurídico español admite y regula la unipersonalidad originaria o sobrevenida tanto respecto de las sociedades de responsabilidad limitada como para las sociedades anónimas. La ley establece unas normas especiales en cuanto a la constitución y publicidad de las sociedades unipersonales con la finalidad fundamental de ampliar la protección de los terceros: la constitución debe constar en escritura pública que se inscribirá en el Registro Mercantil, expresándose en la inscripción la identidad del socio único. En tanto subsista la situación de unipersonalidad, la sociedad deberá hacer constar expresamente su condición de unipersonal en toda la documentación, correspondencia, facturas, notas de pedido, así como en todos los anuncios que hay que publicar por disposición legal o estatutaria. En el caso de que transcurriesen seis meses desde la adquisición por la sociedad del carácter unipersonal sin que esta circunstancia se hubiese inscrito en el Registro Mercantil, el socio único responderá personal, ilimitada y solidariamente de las deudas sociales contraídas durante el período de unipersonalidad. Una vez inscrita la sociedad, el socio único no responderá de las deudas contraídas con posterioridad a la inscripción.

4. Mi negocio tiene su domicilio social en un inmueble que ha sido adquirido mediante un contrato de “leasing”. ¿Quién es el legitimado para representar la propiedad del bien en una Junta de propietarios de los inmuebles?

El contrato de leasing es un contrato atípico escasamente regulado por el ordenamiento jurídico español , por el cual, la Sociedad de Leasing, cede al adquirente el uso y disfrute de un bien por un tiempo determinado a cambio de una cantidad periódica, teniendo el adquirente una opción de compra de dicho bien.
En principio, la parte legitimada para representar los intereses del bien en una Junta de Propietarios sería la Sociedad de Leasing, ya que es la propietaria del inmueble, si bien, nada obsta a que entre las partes –Sociedad de Leasing y Arrendatario- se llegue a un pacto por el cual sea el arrendatario el que efectivamente represente a tal Sociedad en una Junta de Propietarios.

5. En la actualidad tengo contratado un seguro con franquicia en mi vehículo particular. Mi vehículo tiene una antigüedad de 12 años. La compañía de seguros me ha aconsejado cambiar mi seguro a todo riesgo por un seguro de responsabilidad frente a terceros. ¿Puede esta decisión ir en mi perjuicio?

En realidad, todo depende del valor venal de su vehículo, que, al tener una antigüedad de 12 años seguro que no es muy alto. Lo que le aconsejo es que, en primer lugar, averigüe el valor venal de su vehículo; en segundo lugar, si este valor es bajo, cambie su seguro del modo que le han aconsejado en la Compañía de Seguros, puesto que si usted tiene un accidente y la reparación del vehículo está valorada en una cifra mayor al valor venal, la aseguradora considerará que su vehículo se halla en una situación de siniestro total y lo único que hará, será proceder a pagar el valor venal del vehículo.
Por todo ello, creo que el consejo de la compañía de seguros es bastante acertado y en modo alguno te perjudica.

6. Soy la propietaria de un gimnasio desde hace varios años. Hace ya algún tiempo que quise registrar el nombre del mismo como marca pero no me fue permitido. Sin embargo sí que procedí al registro del rótulo comercial. Recientemente me han informado de que la protección de los rótulos de establecimiento ha desaparecido ¿Es eso cierto? ¿Me perjudica esto en algún modo?

Efectivamente, debido a la nueva Ley de Marcas que entró en vigor el 31 de Julio de 2001, los rótulos de establecimiento –tras el paso de un período transitorio ya concluido- han sido definitivamente cancelados, pasando a obtener el régimen de protección común que se regula en la Ley de Competencia Desleal, y no el régimen cualificado que establecía para ellos la anterior Ley de Marcas.
De este modo, si no has procedido a la renovación del rótulo antes del 31 de Enero de 2002 –lo cual otorgaría un período de protección de siete años a este rótulo- la protección registral del mismo habrá sido cancelada.
En cualquier caso deberías informarte debidamente de la posibilidad de registrar tu negocio como marca, conociendo los motivos por los cuales se te deniega tal registro, y una vez hecho esto adoptar las medidas pertinentes.

7. Recientemente he acudido a una entidad aseguradora y la persona que me ha atendido era un agente de seguros. ¿Qué diferencia existe entre un Agente de Seguros y un Corredor de Seguros?

Aunque ambas dos figuras tienen alguna similitud en el desempeño de su trabajo en tanto que los dos son mediadores de seguros, ambos presentan notables diferencias: el agente de seguros trabaja de modo exclusivo para una sola compañía mientras que el corredor de seguros trabaja simultáneamente para varias de ellas, ofreciéndote distintas posibilidades dependiendo de las propuestas ofertadas por las distintas aseguradoras.
Por otra parte, el Corredor de Seguros ha de estar debidamente acreditado por la Dirección General de Seguros, siendo requisito imprescindible para conseguir esta acreditación obtener el título de mediador de seguros. El Agente de Seguros, sin embargo, no tiene porqué reunir estos requisitos.

8. Soy socio de una Sociedad Anónima en la que recientemente se han adoptado unos acuerdos que me perjudican. Asistí a la Junta celebrada el mes pasado y voté en contra de los acuerdos producidos. Me gustaría saber si puedo impugnar tales acuerdos y si necesito para ello la asistencia de un abogado.

En principio tu actuación en la Junta de Socios me parece correcta en cuanto que votaste en contra de los acuerdos. Sin embargo, es fundamental saber si reservaste tu derecho de impugnación haciéndolo constar en el Acta de la Junta. Este es el modo más efectivo de salvaguardar tu derecho de posterior impugnación.
Por otra parte, has de examinar si la Junta fue debidamente convocada y los acuerdos fueron correctamente obtenidos para determinar si existe alguna causa de anulabilidad de los mismos, para lo cual tendrías un plazo de cuarenta días para impugnarlos.
De otro modo, si los acuerdos se tomaron vulnerando algún precepto legal o estos son efectivamente contrarios a la ley, podrás llevar a cabo la impugnación de dichos acuerdos en el plazo de un año.
En otro orden de cosas, la nueva Ley de Enjuiciamiento Civil de Enero de 2001, establece que las acciones dirigidas a la impugnación de acuerdos sociales habrán de llevarse a cabo por los trámites del juicio ordinario, y se hace precisa la asistencia en juicio de Abogado y Procurador.

9. ¿Qué es un contrato de renting?

El contrato de renting es un contrato mercantil por el cual la Sociedad de Renting o arrendadora pone a disposición del arrendatario un vehículo propiedad de la Compañía para el uso y disfrute de este.
Mediante este contrato la Sociedad cede el uso del vehículo y se compromete a hacer las reparaciones pertinentes que necesite el mismo, además de ser ella la encargada de efectuar las revisiones oportunas. Por otro lado, el arrendatario del vehículo debe hacerse cargo del pago del combustible necesario, además de abonar a la arrendadora un canon establecido que puede pactarse de periodicidad anual o mensual dependiendo del tipo de contrato establecido entre las partes.

10. ¿Debe registrarse una empresa en el Registro Civil?

No. La existencia de una empresa ha de registrarse en el Registro Mercantil, que es un Registro Público regulado por la Ley y el Reglamento del registro Mercantil. En este registro se harán constar los datos de los empresarios, la actividad social de la empresa, su domicilio social y otras circunstancias propias de la misma así como sus Estatutos sociales y la escritura de constitución de la Sociedad.

11. El año pasado suscribí una póliza de seguro de enfermedad y de invalidez con una aseguradora. En las condiciones de contratación se establecían ciertos parámetros en relación a la observancia de incapacidades. Actualmente la Seguridad Social me ha reconocido la Invalidez Absoluta, pero la Aseguradora solamente me ha hecho efectivo el pago de una cifra en concepto de Incapacidad Permanente. ¿Cómo puedo recurrir esta decisión?

En primer lugar, debes saber que las Compañías de Seguros tienen sus propios baremos de incapacidades que en ningún caso tienen porqué coincidir con los parámetros de baremación que establece el Instituto Nacional de la Seguridad Social. Puede ser por ello que la compañía te haya hecho efectivo el pago de una cantidad en concepto de una incapacidad distinta de la observada por la Seguridad Social.
En cualquier caso debes atender a lo estipulado en las Condiciones Generales de Contratación de la Póliza suscrita, para ver en qué grado de incapacidad te encuentras. Si este grado de invalidez no coincidiera con el que efectivamente han observado a la hora de determinar la indemnización que te corresponde, podrías reclamar este hecho a la compañía, y, si este extremo no fuera observado, podrías acudir ante los tribunales.