¿puede el empresario pedir una incapacidad de un trabajador?

¿puede el empresario pedir una incapacidad de un trabajador?

Aunque hace ya bastantes años el empresario estaba legitimado para iniciar los procedimientos de Invalidez Permanente y calificación en aquellos asuntos que les afectaban directamente, en la actualidad la Doctrina Judicial es opuesta a tal pretensión.

El Tribunal Constitucional negó la existencia de interés directo el empresario en la Declaración de Invalidez, al establecer que las Sentencias dictadas por los Magistrados producen sus efectos exclusivamente entre el INSS y el trabajador, sin que el empresario pueda verse afectado en su esfera patrimonial, puesto que las prestaciones que se derivan de una declaración de Invalidez corresponden única y exclusivamente al INSS.

Por tanto el empresario carece de legitimación para poder pretender el reconocimiento de una pensión a favor de un trabajador, ya que se trata de un derecho subjetivo en el marco de una relación jurídica de Seguridad Social, y la titularidad de ese derecho corresponde exclusivamente operario.

El empresario puede tener un interés real en la Declaración que se produzca en un Proceso de Invalidez en la medida en que de ella, se deriven consecuencias en orden a la extinción del contrato de trabajo, pero en todo caso se trata de efectos reflejos y que en si mismos no constituyen el objeto del proceso de Invalidez.

En coherencia con este criterio se consideran legitimados para iniciar un proceso de Incapacidad Permanente solo y exclusivamente, cuando se pretende revisar el grado de Incapacidad y siempre que el empresario haya sido declarado responsable directo del pago de la prestación o les alcance de alguna forma directa o indirecta la responsabilidad solidaria o subsidiaria.

En estos supuestos el empresario sí que ostentara la condición de interesado ya que tendrá interés directo como responsable del pago de la prestación, y por tanto tendrá legitimación para el procedimiento de revisión por mejoría o error de diagnostico.

 

¿Puede el empresario acceder a los datos clínicos del trabajador que obren en el expediente administrativo?

 

Cuando los documentos son médicos y por tanto contengan datos sanitarios de los pacientes, la Ley Orgánica de Protección de Datos los considera como especialmente protegidos y la Ley los supedita a que el trabajador de su consentimiento, salvo cuando una urgencia requiere acceder a un fichero, o para realizar estudios epidemiológicos.

Otras leyes como la reguladora de la Autonomía del Paciente y de los derechos en materia de Documentación Clínica, obligan a la persona que elabore los informes o acceda a la información a guardar las reservas de pertinentes. Se trata en definitivas de preservar la intimidad de la persona.

Por último concluir que aunque el empresario tenga la condición de interesado en el Procedimiento Administrativo, este no podrá tener acceso a los datos que afecten a la salud del trabajador.

Jose Alberto Andrío

aa-indemnizaciones.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies