Qué es un endoso

Qué es un endoso

En una primera aproximación a este concepto podría entenderse que el endoso no es más que una cláusula escrita en la letra del cambio, para expresar la voluntad del endosante de trasmitirla.

Por tanto en el endoso, se trasmite a otra persona llamada endosatario, los derechos esta en cuanto a su cobro.

El endosatario adquiere por tanto la titularidad del crédito contenido en la misma, es decir los mismos derechos que tenía el librador.

No es posible realizar un endoso parcial, es decir de una parte que figure en la letra.

Como todo negocio cambiario, el endoso es un negocio jurídico que requiere para su existencia las formalidades impuestas por el Derecho.

Por tanto ha de hacerse constar documentalmente, en cualquiera de los ejemplares de la letra, en el suplemento o en las copias, la voluntad de endosarla; lo que ordinariamente se realizará mediante una cláusula, que en la redacción preconfigurada en el impreso oficial, indica el nombre y domicilio del endosatario, el lugar y fecha del endoso, y el nombre y domicilio del endosante.

En realidad la firma es el elemento básico de la estructura formal del endoso, y su falta determina la inexistencia de este.

La letra de cambio, salvo que en ella se incluya la cláusula de no endosable, puede trasmitirse en repetidas ocasiones.

El endosatario se convertirá entonces en endosante, y así sucesivamente.

El endoso puede ser pleno, es decir que trasmite la propiedad de la letra de cambio y de todos los derechos que resulten del título.

Pero también existe a figura jurídica del endoso limitado, el cual tiene unos efectos mas reducidos. Las limitaciones de un endoso limitado han de establecerse de forma expresa, y si no hay pacto en contrario, el endoso ha de ser considerado como pleno, por esto los endosos en blanco que no contienen más mención que la firma de endosante, producen plenos efectos jurídicos.

EFECTOS DEL ENDOSO

  1. Produce un efecto traslativo de la propiedad de la letra y de todos los derechos resultantes de ella.

  2. Efecto legitimatorio, puesto que el tenedor de la letra es considerado portador legítimo de la misma.

  3. De garantía, ya que el endosante garantiza la aceptación y el pago frente a los tenedores posteriores.

A&A Impagados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies