¿que no se considera gasto extraordinario?

¿que no se considera gasto extraordinario?

Se puede afirmar que participa de la naturaleza de gasto extraordinario todo aquello que excede de lo ordinario en orden al cuidado, y sustento de los menores y cuya calificación como tal debe valorarse en el momento en el que surgen los mismos.

En definitiva son aquellos que exceden de los normales u ordinarios y tiene que nacer de las necesidades de los hijos de una forma excepcional, son difícilmente previsibles y de una cuantía económica considerable.

Las anteriores razones son las que permiten que no puedan incluirse en lo que es una pensión alimenticia ordinaria.

A teniendo a la casuística las causas más frecuentes de oposición al gasto extraordinario son las siguientes:

• Gastos de guardería, son ordinariamente previsibles y no participan de la consideración de extraordinarios

• Gastos por enseñanza obligatoria, primaria y secundaria, cuotas de colegio y matricula o material escolar. Son gastos incluidos en la pensión alimenticia en cuanto que se trata de Colegios Públicos y el gasto es previsible y periódico

• Gastos por formación profesional del hijo, así como libros y materiales para realizarla. No son extraordinarios porque no se pueden incluir como actividades extraescolares y son previsibles y periódicos por lo que se deben incluir en la pensión alimenticia.

• Gastos de transporte y comedor escolar, se consideran incluidos dentro de los ordinarios.

• Gastos por matricula, libros y formación universitaria, en principio no son extraordinarios y se entienden incluidos en la pensión alimenticia.

Cuando se identifican estos gastos como un aumento de las necesidades del hijo, la solución debe ser solicitar al Juzgado una Modificación de Medidas al haberse alterado sustancialmente las circunstancias que fueron tenidas en cuenta al pactar la pensión alimenticia.

• Gastos de desplazamiento del menor o padre que sean necesarios para cumplir el régimen de visitas. No participan de la naturaleza de extraordinarios.

• Gastos referidos al uso y propiedad de la vivienda, como luz, agua, mantenimiento o similares, deben ser asumidos por el cónyuge que disfruta del uso de la vivienda familiar junto con los hijos comunes y se entiende que tales gastos forman parte de la prestación alimenticia de los hijos.

Es necesario sin embargo diferenciar las cuotas comunitarias entre ordinarias y extraordinarias en las que se producen derramas comunitarias excepcionales.

Las primeras son conceptuadas como ordinarias, limpieza, ascensor, luz, agua y cuyo pago deberá abonarse por el cónyuge beneficiario del uso exclusivo. Respecto de las derramas extraordinarias, por su propia naturaleza deberán ser abonadas por mitad por ambos cónyuges.

¿CUALES SE CONSIDERAN EXTRAORDINARIOS?
• Gastos derivados de clases de apoyo o repaso y actividades extraescolares, se consideran ordinarios si se demuestra la necesidad de tales clases, lo que deberá probarse con el expediente académico del hijo común, y los segundos si se revelan necesarios para el desarrollo social del menor.

• Gastos por viajes de estudio. De forma unánime viene siendo considerados como extraordinarios en la práctica totalidad de los Juzgados, al tratarse de una actividad escolar, no solo aconsejable sino así mismo, necesaria toda vez que es realizada por la mayoría de los niños del curso y resultaría de difícil explicación el que un hijo no la hiciera por diferencias entre sus padres.

• Gastos médicos, terapéuticos o farmacéuticos. Como norma general son gastos extraordinarios los abonados en asuntos médicos que necesite el hijo y que no estén cubierto por la Seguridad Social o seguros privados de los progenitores.

Igualmente son extraordinarios los gastos por salud e higiene bucal así como las ortodoncias, los de adquisición de gafas no cubiertos por el sistema público, así como los derivados de tratamientos terapéuticos necesarios para la recuperación del hijo, cuando los realizados ya han tenido un resultado insuficiente.

• Se considera que el coste de un master para el desarrollo complementario de la formación del hijo en ciudad distinta a la del domicilio familiar y sin que responda a un mero capricho del hijo o de la madre debe considerarse como gasto extraordinario pues redunda en beneficio de la formación de este, así como los gastos de alquiler de la habitación del estudiante fuera de su domicilio, es decir, en ciudad distinta.

A&A Abogados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies