Reconocimiento de decisiones judiciales extranjeras en españa: el exequátur

Reconocimiento de decisiones judiciales extranjeras en españa: el exequátur

Una de las fórmulas que establece nuestro Ordenamiento Jurídico para reconocer efectos a una Decisión Judicial dictada en el Extranjero, es el Exequátur, que se basa, fundamentalmente, en una Homologación de la Sentencia, Auto o Providencia Extranjera para que sea plenamente válida en España.

Dentro del ámbito de la Unión Europea, existen diversos Reglamentos, que regulan esta materia del Reconocimiento de Decisiones Judiciales entre los Países Miembros, en los que prima el reconocimiento automático.

No obstante, y debido a la falta de sistematización del Derecho Internacional Privado en nuestro país, se han de tener en cuenta también, la existencia de un gran nómero de Tratados Internacionales sobre la materia, que la convierten en bastante compleja, puesto que cada caso en concreto será diferente, en función de cuál sea el país de origen de la Resolución.

Las Sentencias de Divorcio y Separación son las que, desde la perspectiva de los ciudadanos, más comúnmente necesitan ser objeto de Reconocimiento.

Por y para ello, la Unión Europea, instauró, un Sistema de Reconocimiento Automático, mediante el cual, y a título de ejemplo, si hemos obtenido una Sentencia de Divorcio en un Estado miembro y queremos que esa ruptura matrimonial se inscriba en el Registro Civil Español, no será necesario solicitar un Exequátur, sino que se podrá inscribir directamente, siempre cumpliendo, estrictamente, los términos marcados en el Reglamento establecido con el Estado correspondiente.

A pesar de ello, existen algunas excepciones, ya que el Reglamento prevé una serie de motivos por los que se puede denegar el Reconocimiento.

El motivo de denegación más importante es que la Resolución sea contraria al Orden Público Interno, esta supuesta contradicción con el Ordenamiento Jurídico debe ser valorada por el Juez, en cada caso concreto.

Fuera del ámbito de la Unión Europea, en caso de encontrarnos ante una Resolución procedente de un país no comunitario que, igualmente, queremos que se reconozca y se someta a ejecución en España, tenemos que diferenciar dos supuestos:

1 • Si entre ese país y España existe un Tratado Internacional: habrá que atender a las Estipulaciones contenidas en el mismo, aunque, generalmente, los Tratados Internacionales suelen establecer un sistema deReconocimiento Automático.

2 • Si entre ese país y España no existe un Tratado Internacional: la solución la encontraremos en nuestroRégimen Interno. En este supuesto, habrá que solicitar la ejecución de la Sentencia extranjera ante el Tribunal Supremo, y llevar a cabo el Procedimiento de Exequátur, que establece un plazo de 9 días para escuchar a la otra parte y al Ministerio Fiscal, tras lo cual, la Sala dictará Resolución, contra la que no cabe interponer Recurso alguno.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies