Reincorporarte a tu empresa tras una situación de invalidez permanente total o absoluta

Reincorporarte a tu empresa tras una situación de invalidez permanente total o absoluta

¿Alguna vez te has preguntado qué sucedería si recobraras tu salud tras haber obtenido la invalidez permanente? Esta situación puede resultar en un principio extraña, dado que cuando la Seguridad Social otorga la Incapacidad Permanente en principio se considera que esa merma en la salud del paciente va a ser permanente e irreversible.

No obstante, hay ocasiones en que el paciente que sufrió determinadas lesiones o dolencias mejora y se rehabilita. Además, en la propia Incapacidad Permanente hay varios grados, con lo que podría pasar de uno a otro menos grave.

En esta situación podría generarse un cierto miedo e incertidumbre en el paciente, al temer el rechazo por parte de cualquier Empresa a contratarle debido a su condición o a su posible edad avanzada.
» El Derecho de reincorporación a la Empresa

Es por eso que en nuestra normativa se recoge, con ciertos matices, un Derecho por parte de éste a reincorporarse a la Empresa que tuvo que abandonar a causa de su discapacidad, con una preferencia frente a otros candidatos al mismo puesto. Establece, eso sí, diversas condiciones:

1. Que el trabajador cesara en la Empresa por encontrarse en situación de Incapacidad Permanente.

2. Que éste hubiera experimentado una mejoría en su condición, bien total, con el restablecimiento absoluto; bien parcial. En este último caso, para que pueda tener esa preferencia, la plaza que se aspire a cubrir deberá ser adecuada a la capacidad laboral de la persona con discapacidad.

3. Que exista un puesto vacante en esa Empresa, bien en la misma categoría profesional, bien en otra inferior dentro del mismo grupo.
De lo que se trata, en definitiva, es de facilitar la rehabilitación y la reintegración de esa persona en el mundo laboral.

No obstante, si la Empresa tuviera varios Centros de trabajo y la vacante disponible implicara un cambio de residencia, el trabajador podría optar entre ocuparla o esperar que hubiera otra disponible en el Centro situado en el mismo lugar donde tiene su residencia, manteniendo su preferencia.
» La pérdida de este Derecho

Según establece la Normativa, este Derecho de preferencia se perdería si el trabajador rechazara un puesto disponible en la Empresa que no le implicaría un cambio de residencia, en la misma o en inferior categoría.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies