Preguntas y respuestas sobre la responsabilidad por productos defectuosos

Preguntas y respuestas sobre la responsabilidad por productos defectuosos.

» ¿Qué se entiende por producto defectuoso?

Tal y como establece nuestra Normativa, se trata de cualquier bien mueble (incluyendo el gas y la electricidad) que no ofrece la seguridad que pudiera esperarse legítimamente del mismo, considerando todas las circunstancias y, especialmente:

  • Su presentación y apariencia.
  • El uso o usos en los que, razonablemente, podría preverse que va a ser utilizado.
  • El momento en que tiene lugar su puesta en circulación.

En todo caso, si un producto no ofrece el grado de seguridad en su utilización que normalmente se presenta en el resto de los de su mismo tipo, se considerará defectuoso (esto es, si fuera más peligroso que el resto de productos de su mismo tipo y serie, fabricados y comercializados por una Compañía)
» ¿En qué consiste la responsabilidad por productos defectuosos?

Es una especial vinculación que se da entre los fabricantes e importadores y los productos que, respectivamente, fabrican e importan, y que hace que éstos puedan verse obligados a reparar (económicamente) los daños y perjuicios que una o varias personas pudieran sufrir por el uso razonable de uno de aquellos productos.

Podría concebirse como un compromiso que asume el que fabrica o importa un determinado bien en el sentido de que éste no va a resultar irrazonablemente peligroso para quien lo fuera a utilizar.
» ¿En qué consiste la garantía implícita de un producto?

En esencia se trata de que todo producto comercializado debe ser adecuado y seguro para el propósito para el que fue diseñado y distribuido. Centenares de productos son retirados del mercado cada año por las Autoridades de Consumo no cumplir con este requisito, o por resultar irrazonablemente inseguros.
» En un caso de responsabilidad por productos defectuosos,
¿Estaría obligado a probar que ese producto resultaba peligroso?

En efecto. Según nuestra Ley, cualquier reclamación o Demanda por daños que pudieras interponer implicará, para ti, la obligación de probar:

  • El defecto que ese producto presentaba.
  • Los daños y perjuicios que, como consecuencia de su utilización, pudieras haber sufrido.
  • La relación entre ese defecto y los daños soportados.

» ¿Podría haber algún caso en el que el fabricante o importador se librara de su responsabilidad?

La Ley señala ciertas circunstancias que permitirían, tanto a uno como a otro, librarse de su responsabilidad por los posibles daños sufridos por el uso de un producto. Son, entre otras, las siguientes:

  • Que dicho producto no hubiera sido puesto en circulación. Esto es, que no estuviera a la venta, habiéndolo conseguido el que resultó perjudicado por otra vía.
  • Que, dadas las circunstancias, se presuma con la suficiente rotundidad que ese defecto no existía en el momento en que se puso en circulación ese producto.
  • Que, dados los avances científicos y técnicos disponibles en el momento de su puesta en circulación, no hubiera podido concebirse la presencia de ese defecto en el producto.

» ¿Y si yo hubiera empleado el producto de forma inadecuada, destinándolo a un uso para el que claramente no hubiera sido éste diseñado?

En este supuesto, la responsabilidad del fabricante o el importador podría reducirse, o incluso suprimirse, en función de las circunstancias que se hubieran dado y que corresponderá al Juez valorar.

responsabilidad por productos defectuosos youtube-icon-full_color

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies