Ruido e invalidez laboral

Ruido e invalidez laboral

El ruido se define como cualquier sonido indeseable, según la Organización Internacional del Trabajo y la Organización Mundial de la Salud.

Es un contaminante físico que consiste en una mezcla compleja de sonidos de frecuencias diferentes, que producen una sensación auditiva considerada como molesta e incómoda y que, con el paso del tiempo, y por efecto de su reiteración, puede ser perjudicial para la salud d el as personas.

El Trauma Acústico o Trauma Sonoro es la lesión aguda crónica producida en el oído interno e inducido por el ruido.

Los sonidos, con frecuencia, agudos, son los que causan el daño auditivo con mayor facilidad.

Es importante señalar que el límite fisiológico que puede soportar el oído son 85 decibelios, así como que mayor será el daño auditivo cuando mayor sea el tiempo de exposición al mismo.

El deterioro auditivo inducido por ruido es común, pero a mentido se subestima, por que no produce efectos ni dolor alguno.

La primera señal que suelen tener los pacientes afectados por los sonidos del entorno suele ser que los demás no hablan de una forma tan clara como antes, a menudo oyen peo no entienden, y posteriormente, el lesionado, conforme progresa el cuadro, tiende a retraerse en las relaciones sociales.

La sordera profesional se denomina Hipoacusia, y se define como un deterioro progresivo de la audición por la influencia del ruido industrial.

Está legalmente aceptada como una enfermedad profesional en España, y el grado de riesgo está establecido en 80 decibelios para una exposición de unas 8 horas diarias. La Hipoacusia es irreversible y por ello, la medida más importante es la prevención.

La sordera profesional se considera como la alteración irreversible de la audición como consecuencia de la exposición prolongada ambientes sonoros altos durante la jornada laboral. Esta definición excluye la sordera provocada por un traumatismo como una explosión o cambios bruscos de presión.

ANÁLISIS MÉDICO-LEGAL.

El principal signo diagnostico de la Hipoacusia es el cambio del umbral auditivo, que es objetivable por una audiometría.

El diagnóstico de tal lesión auditiva por exposición al ruido se hará solo cuando existan razones suficientes en la historia clínica y en la exploración del paciente.

Para establecer el origen laboral de la sordera industrial es necesario concretar lo más exactamente posible la exposición del trabajador afectado, tanto actual como anterior, al elemento de riesgo, que es el ruido, y estudiar el nivel de ruido en el puestote trabajo.

La Hipoacusia, cuando está instaurada, compromete la zona conversacional.

El grado de Hipoacusia puede ir desde leve y moderada, hasta la Hipoacusia severa, en el que hay un déficit auditivo cuando se habla en voz alta y a 30 centímetros, e Hipoacusia profunda cuando hay una limitación para escuchar sonidos muy fuertes y con un umbral de audición por encima de los 90 decibelios.

La evolución clínica de la sordera tiene lugar en tres fases:

  • Fase 1: fase audiométrica.
  • Fase 2: fase de instalación.
  • Fase 3: cuando ya se concibe como enfermedad, en este caso no percibe la voz humana y percibe ruidos inexistentes, siendo la enfermedad, en este punto, irreversible.

Fdo: José Alberto Andrío Espina

aa-indemnizaciones.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies