Un caso particular de negligencia durante el embarazo

Un caso particular de negligencia durante el embarazo

Un riesgo muy poco conocido resultante del parto consiste en la transmisión por parte de la madre sobre el recién nacido del llamado “Estreptococo de Grupo B”, un tipo de agente infeccioso tremendamente peligroso para éste, al poder causarle graves infecciones que podrían llevarle incluso a fallecer en los días siguientes al alumbramiento.
Origen y transmisión de la Bacteria
El Estreptococo de grupo B puede estar presente en cualquier persona, pero en muy pocos casos tienen lugar infecciones en adultos por su causa. Se trata de una Bacteria que reside en el sistema gastrointestinal, o bien en el conducto genital inferior, junto con otras muchas que son generalmente inofensivas.
El principal riesgo de esta enfermedad surge durante el alumbramiento. Se cree que el contagio podría tener lugar a causa de la ingesta por parte del neonato de líquido amniótico o fluidos vaginales de la madre que pudieran contenerlo.
Si la mujer es portadora del mismo y se dan ciertas circunstancias de riesgo (si desarrollara fiebre durante el parto, si éste fuera prematuro o hubiera un gran retraso en el mismo, o si aquella tuviera un historial de Estreptococo en partos anteriores), las probabilidades de contagio al recién nacido pueden llegar a alcanzar hasta 1 de cada 25 casos.
Efectos de la misma
Los principales indicios o síntomas de la infección del bebé son la neumonía y la septicemia (esto es, una infección grave de la sangre), y en menor medida la meningitis y la apoplejía (una hemorragia cerebral).
Si bien en la mayor parte de las ocasiones el bebe puede superar el contagio, pudiendo desarrollarse normalmente, la infección podría llegar a provocarle la muerte (hasta en un 4% de los casos).
Otras posibles secuelas de la misma, si el bebe desarrollara meningitis, incluirían:

  • Parálisis cerebral.
  • Pérdida de visión o de capacidad auditiva.
  • Retraso mental.
  • Problemas en el aprendizaje.
  • Apoplejías.

Cómo prevenir la infección del Estreptococo de Grupo B
Se calcula que una de cada cuatro mujeres porta esta Bacteria que, como ya hemos dicho, por lo general no se manifiesta. Para evitar el contagio se hace necesario llevar a cabo pruebas y análisis entre las semanas 35 y 37 de embarazo, incluso aunque no hubiera signos en la madre.
En caso de verificarse su presencia, la madre podría ser tratada con antibióticos orales de forma inmediata. Además, una vez la madre se pone de parto o rompe aguas, se le debería suministrar antibióticos intravenosos, idealmente unas cuatro horas antes del nacimiento.
El empleo de éstos hace que hasta en un 85% se reduzcan las posibilidades de que el recién nacido sufra la Bacteria.
Negligencia médica por el fallo en la detección o por el tratamiento defectuoso de la Bacteria
Una vez que el recién nacido queda expuesto a la Bacteria, ésta puede extenderse rápidamente por el torrente sanguíneo. En ese caso la única posibilidad sería iniciar un tratamiento con antibióticos y esperar que éste agente remita.
En los peores casos, la infección podría derivar en alguna de las situaciones anteriormente descritas, resultando fatal para el bebe. De ahí que un diagnóstico a tiempo resulte esencial, pudiendo como hemos visto evitar la mayor parte de estos casos.
Desafortunadamente, en ocasiones los Doctores fallan a la hora de examinar a las embarazadas en busca de la Bacteria, lo que podría considerarse como un alejamiento de las prácticas médicas aceptables, o también llamados estándares de cuidado debidos.
Así, en estos casos de daño por contagio sobre los recién nacidos habría lugar a la presentación de una Demanda por negligencia médica, que podría determinar la obligación por parte del Doctor o Centro Médico de indemnizar a la madre por los daños y perjuicios ocasionados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies